...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (159) arte (50) blog (65) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (19) decesos (40) diario (69) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (33) petróleo (5) realeza (57) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Wednesday, July 29, 2009

Pensando en Jesse

Por estos dias me sentí realmente mal, lo anoto cómo record, no con ánimo de quejarme; fue una extraña dolencia o sensación en el torso, por el costillar, que no me dejaba estar tranquilo; llegué al punto de llamar al trabajo para comunicarles que probablemnete no fuera y de preguntarle a una tia cómo era el asunto de las emergencias en este país pues nunca me he preocupado de esto, ni de tener seguro médico tampoco; todos conocen los del 9-11 pero tampoco quería armar un escándalo con el "cocuyé" en la puerta de la casa - asi le llamaba el fallecido Tito (hermano de Albita Rodriguez), por aquello de "abre, que viene el cocuyé" al camión del rescue-
De vez en cuando siento esa sensación en menos grado y a manera de punzada en esa parte de las costillas que está en la espalda, es una especie de destemplanza, aire o todas esas palabras incomprensibles para los médicos y si caigo con un gringo peor; esta vez era algomás intenso.
Empeoré cuando almorcé, ahi se sumaron unos eruptos suaves y continuos... decidí sobarme la panza a la usanza de mi abuelo, pues ya la dolencia alcanzada esa zona y me alivié bastante, asi que me tomé dos alkaserces y remedio santo, pasé el resto de la tarde y noche trabajando sin novedad, no obstante no definiría lo sucedido como un problema gástrico.
Pasados unos minutos de las diez de la noche me llamó Tejuca y me comunicó que se había acabado de enterar de la muerte de Jesse Rios, el pintor; dias atrás, otro colega me hizo saber de que andaba ingresado con algo gravísimo, un cáncer en el estómago o algo así; fueron mis intenciones visitarlo en el Jackson Memorial Hospital pero no me dió tiempo.
En el velorio se reunió la cofradía, junto al féretro se puso un caballete con una pieza de Jesse algo premonitoria del lúgubre ambiente pues de alguna manera hablaba de la muerte; el cuerpo, mitad descubierto era difícil de relacionar con el vital Jesse incluida la indumentaria, nunca había visto a Jesse de traje ni sin una cerveza en la mano tampoco.
Desde aquella noticia de su hospitalización estuve pensando bastante continuamente en Jesse, me habían advertido que poco duraría; me imagino que un alivio dada la condición, seguramente dolorosa, de su dolencia, además Jesse se desesperaría entre aquellas acépticas paredes, donde están vedadas los más imprecindibles vicios de nuestra nacionalidad: cigarro y café; el alcohol sólo es empleado, en su estado puro para higienización y otros menesteres de la práctica médica.
Me pregunto si de alguna manera, aún sin tener una relación estrecha con Jesse aquel inexplicable sensación en mi costillar pudiera ser una despedida; quizás el pensarlo tanto en esos dias lo invocó o atrajo en ese último instante cuando dejaba de existir. Esto no me asusta ni me vanagloria, es sólo una reflexión, si asi fue y de algo sirvió no reniego del mal rato que pasé.

Wednesday, July 22, 2009

salida sabatina.

Hacia un buen tiempo no hacía una salida de fin de semana; pero no podía dejar pasar la ocación de ver el performance de Leandro Soto, pieza central de su exposición en Miami.

Tengo la mala costumbre de llegar demasiado temprano aún a las citas informales y esta vez no fue la excepción; la invitación recibida via electrónica convocaba a un coctel de siete a nueve de la noche; llegué a las siete y diez.

A pesar de estar la galería bastante al oeste de la ciudad, fuera del circuito habitual de arte, no obstante de fácil acceso y quizás por eso, se me antecedieron una veintena de invitados quienes pupulaban en los alrededores de la pequeña casa donde se acomodaron dos instalaciones y varias pinturas; el performance sería a las ocho en el área al aire libre y ya se había desplegado en el piso una gran tela atiborrada de pinceladas azules, escenario donde más tarde Leandro nos ratificaría su descendencia espiritual de Yemayá.

Me acerqué a los únicos conocidos que divisé después de encontrar lugar para aparcar en el negocio aledaño; era Fernando García y Lourdes Porrata acompañados de algunos amigos, me fue presentado Jorge Blet; me uní al pequeño círculo como preámbulo a mi recorido por la muestra artística; se comentaba la buena calidad de la cerveza ofrecida y la ganga de un twelve pack de tres marcas diferentes en no sé cual mercado; aunque no soy nada conocedor del tema estuve un rato; Jorge me ofreció una charla más acorde con el propósito de la reunión, de tanto en tanto recibía llamadas de amigos que me pedían referencias para llegar: al escultor Almaguer, Marilú y Estela, Tejuca.
Me zambullí por fin en el espectáculo visual bajo techo atiborrado por varios visitantes, toda una multitud en tan pequeño espacio; decidí intentarlo más adelante y seguir oteando el ambiente afuera.
Según atardecía algunos nubes grises contribuian a ir matizando de sombras los gestos de los animados participantes; sin aviso previo Leandro comenzó su rito y me dispuse a disfrutarlo lamentando no haber traido mi cámara fotográfica; al pie de la mencionada tela estaba ya Tejuca y Marlén con quienes a pesar de la amistad cercana y el tiempo sin verlos sólo intercambié un breve apretón de manos y una mirada a la creciente barriga de ella señalada oportunamente por el inminente padre.
Entré un par de entradas más la casa-galería, mi tiempo afuera se fué entre fugaces conversaciones con Adriano Buergo, Ana Albertina, Marilé y Estela, Rafaél Lopez-Ramos o simples saludos con Payarés (a quien no conocí a primera vista), Gustavo Acosta, Gory, Charo Oquet; conocí también a Carlos Manuel Cárdenas, fotógrafo.

Para todo intercambio de información personal se sacaban los flamantes devices electrónicos inventados para la comunicación telefónica pero hoy en dia terminales de internet usadas como agenda, cámara fotográfica etc; no sé si fue muy incongruente, más bien anacrónico anotar los correos electrónicos y números telefónicos de mis colegas en mi pequeño block amarillo intenso con un modesto bolígrafo sostenido entre mis dedos.
Finalmente la reunión se disolvió por causas naturales, las nubes fueron fiel a su promesa y bautizaron aquél homenaje a la diosa de las aguas; tuvieron la deferencia de anunciar con finos acordes introductorios el chaparrón, nos dió tiempo a todos a tomar nuestro transporte y en mi caso, lamentar la premura sin despedirme de Leandro.
Como epílogo a esta salida sabatina tuve la siempre bien recibida visita de Marilú y Estela en casa quienes me hicieron viajar por buena parte de Europa narrando las peripecias de su reciente viaje; de alguna manera, contando con el recorrido afro-hindú provocado por las piezas de Leandro, ese dia tuve el privilegio de recorrer medio mundo.



fotografía de Leandro Cantellano


Sunday, July 19, 2009



Entre las ocho
y las ocho y media

Hoy salí a caminar a primera hora; me había propuesto desde mi reciente cumpleaños hacer una caminata matutina diaria, no tanto una caminata sino una caminada por el barrio para estirar las piernas; desde la adquisición del Toyota sólo camino en las horas de trabajo.
Tampoco fue tan a primera hora a pesar de haberme acostado anoche más temprano, otro propósito cumpleañero, me levanté a las ocho y tras tragar la minúscula píldora para controlar la presión arterial me enganché lo primero que vi a mano: el blue jeans y los tennis de la salida de anoche y un viejo pull-over azul.
Por no sé cual razón salí atontado y sin rumbo fijo, esto último no era gran problema, se trataba de una caminadita sin propósitos geográficos definidos; mi primera idea era dirigirme a la calle Ocho y de ahi hacia el downtown; podría llegar hasta alli o regresar desde cualquier punto, ya sea el Walgreens de la avenida Ocho o le Wachovia Bank de la Segunda avenida después de pasar por debajo de la Interestatal 95; es un recorrido bastante familiar y me resulta agradable a pesar del paso por el barrio bastante destartalado.
Cuando me aventuré al caminito de cemento hacia la acera delante de la casa (entre dos áreas verdes, una para aparcar dos carros y la otra para ver crecer dos palmas) el sol no me cayó nada bien, estaba algo caliente; a mi derecha ya habia salido a sentarse al portal el viejo vecino, fingía dormir para no saludar como es de su costumbre desde hace unos dias; cuando no me había retirado la palabra sus conversaciones se limitaban a historias sobre su experiencia como batistiano y a lamentarse porque se estaba muriendo.
Decidí ir hacia la izquierda, hacia el templo católico Saint Peter and Paul;
tras media cuadra ya estaba pisando el cuchillo de lajas color ladrillo que lo contiene, alli dudé otra vez de mi rumbo ¿hacia la Coral way por los roads o por la calle Trece hacia la avenida Trece cubierta de árboles?... tomé la segunda opción aún con cierta zonzera y la insistente percepción de la incomodidad del sol desde el este; en la primer cuadra, flanqueado por la cerca del área deportiva de la escuela Saint Peter and Paul intenté estirar los músculos del torso y cuello algo entumidos; alrededor de los aros de baloncesto, generalmente animada con niños, estaba vacía.
Un perro, un martillo neumático, una cortadora de cesped fueron haciendo mi paseo más ruidoso de lo esperado; se me había hecho tarde, había dejado escapar las apacibles primeras horas del día; conciente de esto sólo hice una circunvalación a la manzana hacia la izquierda y caí otra vez en Saint Peter and Paul; no tenía ganas de regresar tan pronto a casa y entré en el pequeño templo en semi-penumbra; inmediatamente en una capilla a mi derecha una mujer de rodillas ante una crucifixión marcaba la función del recinto; me detuve, de pié, detrás de la última banca; en las primeras una veintena de personas repasaban el rosario, su murmullo de abejas me llegaba mientra hacía mi recorrido visual por los vitrales y via crucis algo inevitable cuando hurgo en las entrañas de la casa de Dios; no fuí más adelante adonde el altar mayor, sólo caminé hasta otra capilla al otro lado de la entrada, adonde dos versiones de Jesús y la Virgen del Cobre con sus tres juanes me esperaban; entonces, guiado por la somnolencia o las inteligibles palabras de los rezos donde se distinguía algún “llena eres de gracia” o algún “amén” tan contrastantes con los ladridos y maquinarias de afuera, hice uso de uno de los reclinatorios ante una de las esculturas (aparentemente de madera); delante de mi quedaban unos pies atravezados con un taco imitando un clavo; el artista se abstuvo de dramarizar demasiado y no agregó el rojo sangre en esa parte; cerré los ojos y traté de recordar el Padre Nuestro aprendido bastante tarde y olvidado tempranamente; gracias a Dios los templos tienen aire acondicionado y quedé algo adormilado de rodillas, las manos separadas con las palmas hacia arriba en todo caso quería recibir energía, no dejarla escapar; no creo haber estado alli mucho tiempo pues de regreso a casa no habian pasado ni media hora desde la salida.
Atribuí la zonzera a la falta del baño matutino; puedo estar sin desayunar hasta más tarde pero el agua a chorros me despeja del mal dolmir; no obstante quise tomar media taza de café con leche y una tortilla mexicana con lechuga y pepino antes de ducharme; el café descafeinado; animé el verde del sandwich con un diente de ajo bueno para la presión (entiéndase eficiente para bajar la presión arterial)
Entré por fin a bañarme, la bañadera bastante chica la rodean una cortina y azulejos azules, valga la redundancia, claros, casi grises; estos últimos rematados con un friso rosado; nunca he podido entender esa mariconería en este baño pero en fin no es mi casa; el piso del baño también es rosado; fragmentado en pequeños cuadros y rectángulos; cada loseta es un minúsculo Mondrian rosa, a veces lleno la bañadera y acomodo mi corpulencia entre sus paredes blancas dejándome rodear por la poca agua posible en las especies de interticios dejados; eso me recuerda cuando mi hermano y yo cabíamos en la misma bañadera de aquél apartamento en La Habana donde finalmente pasé veinticinco años; es un recuerdo remoto pues más adelante el fresco depósito blanco se usó para acumular agua recogida en la noche, único horario para hacerlo y de ahí se sacaban los cubos para echar al hinodoro cuyo sistema de evacuación nunca funcionó o para bañarse alli de pie entre el asiento sanitario y el inservible bided; ambos muebles nos servian de pedestal cuando mi madre nos secaba y luego nos llevaba “a caballo” a la cama. Lo de jugar en la bañadera quedó cómo un premio sólo posible cuando por arte de magia entraba agua durante el dia; hoy día también lo reservo para momnetos especiales cuando llego muy cansado del trabajo y me permito emplear un buen tiempo tumbado allí recordando los recovecos del apartamento seis de San Lázaro 960, desde su puerta alta y negra de herrajes bronce hasta su suelo profusamente decorado, los tres patios pequeños, uno con un cantero donde se me antojaba mear en la tierra y de donde, cuando se decidió cegar se descubrió, bajo la tierra, dos pomeos grandes llenos de monedas de cristal; herencia de los anteriores inquilidos emigrados al “Norte”.
Por ahora sólo me di el fugaz duchazo matutino, en la tarde seré más exhaustivo, el propósito es salir fresco y animado y asi fue; al salir me enganché mi short negro tan apropiado para este clima y me puse a repasar todo lo acontecido media hora antes de alguna manera ya “escrito” mientras daba una caminadita por el barrio.

Wednesday, July 15, 2009

¿Este es mi año?

En mi página de facebook abierta este año se puede leer debajo de mi foto una afirmación muy optimista:”según el horóscopo chino soy búfalo como mi madre, mi suegra y Barak Obama; ¡este es mi año!”.
Lo de búfalo es una especie de adaptación local del “buey” animal con quien, por su condición de castrado y sometido no me gusta compararme.
Estamos ya a mitad de de año, descontando las diferencias entre el año lunar del buey y el calendario solar comenzado el primero de enero; atendiéndo a este último cumplo hoy 48 años de nacido; aunque este blog no va a ser empleado para nada enteramente personal me atrevo; dada la fecha, a publicar algunas reflexiones al respecto.
He de reiterar mi condición de optimista, sin embargo, siguiendo los parámetros de éxito y necesariamente comparándome con quienes han tenido oportunidades parecidas y andan por la misma edad puedo concluir que no soy, en ninguna medida “exitoso”… por eso comparar no es bueno; pienso también, no obstante, en el gran por ciento de la humanidad ante quienes soy un privilegiado; esto no me hace más feliz, ni siquiera me contenta un poco, desgracia de muchos consuelo de tontos; pero me hace conciente de la tanta miseria y desigualdad en el mundo; quisiera incluso trabajar en algo que me permitiera ver
in situ esos lugares y rostros, tener esas vivencias más cercanas.
Si de felicidad se trata también todo es relativo la pregunta de ¿eres feliz? espetada a alguno que otro en entrevistas no debe ser formulada, es una pregunta sin sentido; nadie es feliz o infeliz sino tiene circunstancias felices e infelices a lo largo de su existencia y de su diario vivir igual hay dias tristes o alegres completos porque algunas cosas nos dejan esa sensación por veinticuatro horas, son las menos pero las hay.
Viendo todo eso, reviso esta mitad de año y en realidad no he logrado mucho; siendo “mi año” no se ha diferenciado de aquellos de los cuales nunca me apropié; según esta cuenta 1997 también fue mi año y 1985 y asi cada doce años aunque en los tres últimos tienen en común haber sido vividos ya en la adultez… 1997 marcó si, el cambio de estilo de vida cuando salí del grupo de música donde trabajaba como asistente; viajé bastante con ellos y tengo buenos recuerdos de esa etapa pero exactamente hace doce años, escuchando la noticia de la muerte del diseñador de modas Versache, llegaba a Newark con la intención de establecerme en New Jersey y no fue un año de mayores oportunidades ni de grandes mejorías.
Este tampoco “pinta” como especial’ al contrario; la suma de una serie de contratrariedades apuntan a convertirlo en algo frustrante, pero entendiéndose que como acumulación de lo sucedido en años anteriores; aunque todo depende del lado en donde pongamos nuestro pensamiento, el dilema del vaso semi vacio o semi lleno si bien las cosas no son a veces tan simples como un vaso de agua donde nos podemos ahogar o podemos tomarlo de un trago.
Me dedicaré a pasar sencilla y calladamente este cumpleaños, reflexionando y sin hacer nada especial que a esta edad no lo amerita; disfrutando de lo bueno que brinde el dia; es asi, un dia como otro cualquiera de un año como otro cualquiera.

Monday, July 13, 2009

dia 17 530

En dos dias habré dado cuarenta y ocho vueltas completas al sol a bordo del tercer planeta; en una numerología muy personal considero esto muy importante pues cuatro mas ocho es doce (oh el numero doce) y uno más dos es tres y a las tres va la vencida, ¿no?
Hace diez años más o menos dejé de ser eterno a lo cual contribuyó el descubrimiento de mi condición de hipertenso; en esta década además han ido asomando pequeñas várices en los tobillos, minúsculas verrugas en el cuello, algunas canas y una preocupante aún no prominente, papada; no logro seguir la impeceptible proliferación de arruguillas en la frente donde parece comenzar este proceso; por último una cierta propensión al cansancio después de una corta jormada de seis horas de trabajo (tres o cuatro dias a la semana, no más) remata la sensación quizás algo prematura de envejecimiento si bien pienso que esto del cansancio es consecuencia del mal dormir y el chivo expiatorio de todos los males del siglo: el stress.
Hace una semana más o menos, sin embargo, estoy durmiendo bastante bien, sólo me levanto una vez al baño alrededor de las cuatro de la mañana, luego me despierto disciplinadamente a las siete y generalmente me levanto una hora después (que desperdicio de la primera horilla del dia); si es dia libre del trabajo desayuno y me baño mucho más tarde, en épocas de mango, como por estos dias suelo comerme uno en ayunas, son del patio de la casa, muy dulces y jugosos; las primeras horas del día las empleo frente al computador o un libro.
Algo relativamente reciente es haber alcanzado las 200 libras de peso; nada exagerado para mis algo más 1,75 m de estatura pero me sentía mejor con diez o quince libras menos.
Por estos dias he estado viendo, como parte de mis constantes curiosidades, datos de las personas más longevas del mundo; esto me ha llevado a saber del témino “supercentenario”, aquellos que viven más de ciento diez años, de ellos hay poco más de cien vivos actualmente siete de ellos en la lista de las cien personas más viejas del mundo de todo los tiempos; estos datos son los “oficiales”; hay personas de edad no verificada por las instituciones pertinentes que han alcanzado edades asombrosas como una campesina azeri en Rusia y un longevo yemení quienes pasaron de 130 años, también un haitiano-cubano y una salvadoreña vivieron ciento veintitantos años.
Dicen que los nacidos bajo el signo cáncer son muy preocupados por el tiempo, quizás porque quienes padecen del mal con el mismo nombre le es dado a saber lo fugaz de esta vida; en mi caso, como se ve se, cumple esta crono-conciencia; cuando tuve conciencia de mi mortalidad (algo tan natural como la vida) siempre dije que viviría cien años; esto ha sido rebatido por cuanta desalentadora tabla calculadora de estas cosas: de acuerdo a mis hábitos alimentarios y de y vida en general, antecedentes familiares y estadísticas actuales apenas rebasaré los 85 (mis abuelos maternos murieron a esa edad, mis abuelos paternos con sesenta o menos, mas una de mis bisabuelas alcanzó los 96 años); algunos arreglos a tiempo pueden empujarme un poquito más; como todos quisiera llegar saludable y lúcido ambas cosas bastante dudables dada mi ya mermada memoria e inagilidad física; he sido poco ágil desde mi niñez dado que hasta la adolescencia fui casi obeso; la herencia psicológica de tal gordura me ha hecho abstenerme de trepar áboles, saltar tapias… mi mayor ejercicio en la juvenud fueron las carreras para alcanzar las guaguas (buses) en La Habana (el sistema público de transportación en Cuba merece un texto aparte) y el hobby de hacer una caminata de unos diez y hasta veinte kilómetros cada semana, íbamos a pié a las playas del este de La Habana cada sábado mis amigos y yo; también hice una caminata de 62 kilómetros organizada para una fecha histórica. Por un corto período practiqué artes marciales, nada serio, como para hacer ejercicios y quemar la energía de juventud impulsado por aquella ola de karate y luego kon-fu de las películas hongkonesas y americanas (Bruce Lee, Chuck Norris, Carradine, Steven Seagal); saco a la luz esto para anotarme un punto con eso de los deportes pero en general fuera de un ping-pong casero en mesa de comedor y las caminatas, mi juventud fue bastante sedentaria; quizás por eso lei mucho y por aquell época sin internet me pasaba horas en la biblioteca. Mi última caminata seria fueron unos diez klómetros en Miami por el sólo gusto de caminar pero en esta ciudad sin pasadizos techados para refugiarse del sol esto es más agotante; pocos años después de esto se me quebraron la tibia y el peroné izquierdos en un pequeño accidente de trabajo y a pesar de los años de eso quedé afectado por falta de fisioterapia; es posible que hasta cojee un poco pero no me doy cuenta; la realidad que ahora bastan un par de kilómetros para hacer inflamar y doler la parte afectada y esto quedó demostrado hace menos de un año cuando acostumbraba a venir del trabajo a una hora de camino; no obstante durante el primer semestre de 2006 hice vida casi rural y eso me obligó a caminar bastante incluido en zona semi montañosa; fue una etapa bien sana en varios aspectos rodeado de vegetación y comiendo naturalmente, mucho venía directamente del suelo o de elaboración de primera mano; por razones ajenas a mi voluntad esto no duró más tampoco creo que bajo mi voluntad puidera durar mucho, soy esencialmente citadino, de eso no era conciente cuando anduve entusiasmado hasta para fundar una eco-aldea.
En cuanto a la memoria sucede algo impresionante, me quedo en el aire en medio de las conversaciones, olvido lo que iba decir un segundo antes; además mi retención de lo estudiado es mínima; hace un par de años la historia contemporánea que conduce necesariamente a la política actual ocupa bastante mi tiempo y he logrado aprender algo en mis búsquedas cibernéticas de un lado para otro; pero siento que no aprendo proporcionalmente al material consumido, salvo un poco esto con la capacidad de resumir y analizar; puedo desechar los datos innnecesarios a mis intereses y eso agiliza la lectura mas a veces debo leer dos veces lo mismo; este interés histórico-político vino con la lectura de “Entrevista con la historia” de Orianna Falachi; me dió por seguir la trayectoria de los allí entrevistados, jefes de gobierno y otros políticos de primera línea en los setentas de los cuales pocos están vivos; ese libro estimuló mi interés por los conflictos en muchas partes del mundo; ya estaba interesado en los balcanes desde sus guerras supuestamente étnicas de los noventas y estaba leyendo “Balkans” de Misha Glenny y más adelante me metí en los paises ex-soviéticos central asiáticos de los cuales leo regularmente en Jamestown.org y eurasianet.org; en las últimas semanas estoy recorriendo Africa y quiero tener un cuadro de este continente desde el comienzo del incipiente siglo XXI; si bien no es el continente que ha marcado la historia ni la política mundial o al menos ha sido bastante olvidado por los historiadores y agencias noticiosas occidentales con escasas excepciones (Darfur, masacre de Rwada pero ¿se enteró de la Guerra del Congo que dejó cuatro millones de muertos?) es sin duda interesantísimo o al menos entretenido.
Como ven, me he entretenido en muchos temas y seguramente olvidé algunos tópicos empezados; dejo aquí este texto especialmente escrito para La Media Rueda en mi dia 17 530 de existencia.

al fondo de mi perfil contra el ienzo "Cómo paro esta lluvia" (2007), foto es de este año.

Tuesday, July 7, 2009

Resumen de noticias.

Escribo esto para no dejar muchos dias sin una nota aqui; me he estado ocupando de escribir en "Intermitencias de la muerte" en el cual abordo un tema merecedor de una website e hice unos apuntes sobre el reciente golpe de estado en Honduras el cual, ha puesto en las primeras planas un país desconocido por muchos a pesar de sus avances regionales en el fútbol; quizás, esto lo dije antes, el devastador ciclón Mitch lo sacó a la luz años atrás para quienes siguieran la noticia de este evento meteorológico; por mucho que me esfuerzo no recuerdo a ningún hondureño sobresaliente en alguna esfera; asi que Zelaya, el presidente depuesto, se ha convertido en el hombre más conocido de ese país en mucho tiempo.
La ofensiva contra los talibanes en Afhanistán también es noticia asi como las conversaciones de Obama y Medvedev, presdientes de Estados Unidos y la Federación Rusa; los coreanos siguen con sus coheticos y las protestas en Irán no cesan aunque ya no se hable tanto de ellas sustituidas por los violentos choques entre la comunidad Uighur y la Han en la provincia de Xingiang en China, este enfrentamiento étnico ha dejado más de 150 muertos hasta hoy.
Las explosiones en Pakistán y Filipinas nos ponen al día de las rivalidades en esos paises, elecciones parlamentarias en Bulgaria y presidenciales en Indonesia me asombran por su tranquilidad y para no alargar no hablaré mucho de Africa donde los paises de la Unión Africana han decidido no colaborar con el Tratado de Roma y permitir al presidente sudanés, con orden de arresto emitida por una corte internacional de crimenes de guerra, circular libremente por el continente sin ser molestado; por otra parte, o más bien, por ese lado el mundo, en Somalia, siguen los embates antigubernamentales con fuertes enfrentamientos Mogadisciu, la capital... uf, que dificil resumirlo todo en unos pocos párrafos...

Wednesday, July 1, 2009

Blogs versus arte, alternativas personales.

Atender con cierta asiduidad mis blogs me hace descuidar un tanto otras actividades bastante importantes para mi cómo lo es pintar y dibujar; tampoco escribo nada serio desde hace un un buen tiempo y, como siempre, dejo para último algo tan importante como promover mi obra visual de lo cual dependería mi sustento si no anduviera empleado en cualquier cosa por ahí lo cual me roba tiempo también para cualquier actividad creativa.
No quiero abundar sobre este círculo vicioso que ya alcanza mi media rueda, la rueda del tiempo, la implacable (recuerdo ahora a Pablo Milanés); es mi sino y este años, como toda mi vida ando en tránsito y espera, dudando.
Por estos dias quizás haciendo honor a una de las mayores dudas o fuente de dudas, en especial las mias, trabajo en mi blog "Intermitencias de la muerte" el cual ya tengo listo para sólo hacerle las entradas periódicas de acuerdo a la demanda del objeto de su interés.
Lamentablemente los blogs más desatendidos son los de arte; no sé si estré haciendo un giro en mis intereses ¿será esto lo propio de esta etapa?... seguiré observando.