...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (159) arte (50) blog (65) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (19) decesos (40) diario (69) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (33) petróleo (5) realeza (57) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, April 15, 2010

Fue un jueves en la madrugada...

Siguiendo con lo ocurrido en mi vida hace diecisiete años hoy, quizás dándole una importancia inmerecida a este aniversario de número tan inexacto ya sea porque Albita me lo recordó desde la pantalla de la tele o porque cuando comencé a escribir en los blogs anotaba como edad "algo más de diecisietemil dias de nacido", el caso es que me dedico a recordar este arribo a Miami, un "boom" en la noticia local por ser el primer grupo de cubanos en "desertar" en pleno; habíamos cruzado la frontera de México a Estados Unidos hacía menos de veinticuatro horas después de año y tanto trabajando en Colombia bajo el control del gobierno cubano.
Llegamos al aeropuerto en un vuelo desde El Paso con escala en Texas, pagado por la emisora radial WQBA a cambio de la primicia y, efectivamente tras una madrugada conversando en casa de mi abuela fuimos a dar nuestras primeras declaraciones a la prensa a su estudio.
Me recibieron mis tias, la menor nos había visitado a Bogotá pero las otras y mi abuela no las veía hacía catorce años cuando fueron de visita a Cuba; de mis primos sólo conocía a Leslie proque también nos había visitado en 1979; del aeropuerto a casa de mi abuela fui en el Pontiac de Elizabeth, amiga de la familia; la casa de abuela fue el centro de operaciones; allá llegamos todos, Daniel, el percusionista, se robó el show con su carisma contando las graciosas anécdotas de la aventura.
Casi amanecimos, Mandy (bajista) con mi hermano y yo (del staff del grupo) dormimos unas horas en casa de Tia Dalia (prima Leslie nos cedió su cuarto), los demás quedaron donde abuela; no recuerdo si el tio de Daniel lo recogió ese día; Albita, su manager y Mercedes la flautista quedaron quedaron viviendo allí un tiempo.
También recuerdo nuestra primera visita a Inmigración en el edificio sobre la Calle Ocho en La Pequeña Habana, almorzamos ese día en el restaurante Ayesterán (cruzando la calle por la avenida veintisiete); el dueño nos invitó; en los bajos del edificio fuimos abordados por la televisión.
En el próximo post escribiré por qué nuestra familia fue quien acogió a este grupo teniendo mucho que ver también con el comienzo de la carrera de Albita en Estados desde el primer concierto en Bay Front Park presentada por Willy Chirino, las presentaciones semanales en el restaurante Yucca (primero en Cotal Gables, luego en Miami Beach) y en el Centro Vasco de donde salió la presentación en casa de Madonna y, más importante que eso, la relación con Emilio Estefan.
Este blog no es para hablar de "el grupo de Albita", sólo que, comoquiera que mi vida estuvo relacionada con este desde mi arribo a Estados Unidos hasta 1997 ( de hecho ha sido mi experiencia laboral más prolongada) y estba recordando este aniversario viene al caso recordar todas estas cosas si bien puede que hable de mi carrera de artista visual por esos primeros años aquí.

No comments: