...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (159) arte (50) blog (65) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (19) decesos (40) diario (69) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (33) petróleo (5) realeza (57) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Wednesday, September 22, 2010

Café para Luis Busto

Estos son los sueños de anoche, como dije les poncré títulos cuando pueda pues es difícil, no hay una idea central; creo que priman las impresiones, la sensación dejada ya sea de incomodidad (muy común para mi) desorientación o complacencia.
"Café para Busto" estuvo antecedido por un sueño que fue la prolongación del último programa de TV visto en la noche, se trataba de las peleas callejeras; en el sueño, a la entrada de un Winn-Dixie (supermercado) de paredes grises altas un círculo de peleadores discutían algo; yo estaba entre el público y la televisión estaba allí; el círculo y los asistentes en general impedian la entrada al mercado; uno de los integrantres del ruedo era un joven achinado que hace unos gestos como de karate con la manos y una mujer trigeña, vestida de negro con pelo hasta los hombros lo señala y comenta esto. Por fin yo paso al mercado y agarro dos o tres cosas pero me voy sin pagar; luego salgo y ando caminando por la calle San Lázaro, adonde viví en Cuba desde el parque Maceo como llendo para la casa, recuerdo enfrente la Iglesia de la Inmaculada.
El segundo sueño ya estaba en el apartamento de San Lázaro donde estaban Joaqui y Rogelio, amigos desde la adolecencia con quienes aún nos reunimos aqui en Miami; yo estaba en la cocina y llama Luis Busto que venía (un amigo, ya mayor, conocido aqui en Miami, facilitó mi estancia en Maryland y actualmente vive en Pembroke Pines, Florida, hace mucho no sé de él); me puse a colar café para él en una cafetera eléctrica algo grande y no daba pié con bola, él llegó, con su esposa Olga y no puede ni saludarlo porque andaba enredado con la colada; Armando (mi hermano) me dice que tenga cuidado no le rompa la cafetera y yo me dije, cómo va a ser eso posible, pero efectivamente la muevo de lugar y se le desprede una especie de asa y detrás apareció otra pieza metálica que resultó ser de otra cafetera pequeña; en mi confusión le hecho azúcar al agua para hacer el café... no recuedo más pero me resultó curioso como esta mañana mi madre casi comete la misma equivocación de echarle zucar al agua de la cafetera.

No comments: