...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, February 3, 2011

Kefaya!

Kefaya (suficiente) parece ser el sentimiento de orden en el norte de Africa desde el año pasado habiendo alcanzado otras regiones como recientmente Sudán y también Yemen.
Hace unos veinte años sucedió en Europa algo inconcebible para mi generación: la caida del comunismo y el desmenbramiento de la Unión Soviética; poco a poco vimos fragmentarse la gran mancha roja euroasiática y surgir otros partidos politicos en paises donde el Partido Comunista fue el único desde el final de la Segunda Guerra Mundial; por esa fecha no habian “redes sociales” (por internet) y la telefonía cellular o portable era limitada si es que existía sin embargo el “glaznot” trascendió la frontera soviética y Gorbachev propició un cambio internacional no visto desde la Revolución francesa; derivado de esto el supuesto fin de la guerra fria permitió a Estados Unidos señorear en la escena política, económica y bélica.
Comenzando el siglo sucedió otro hecho que marcó una nueva era: el ataque terrorista al World Trade Center de New York; amén de la tragedia Estados Unidos sacó un saldo positivo para sus intereses: la cacareada guerra antiterrorista con sus mayores puntos propagandísticos en la búsqueda de Bin Laden y luego la búsqueda de armas de destrucción masiva en Irak (al parecer Washington no es muy bueno buscando o busca donde no hay) es como si se necesitara de un enemigo para urdir estrategias de manipulación ideológica como lo hacen los dictadores, verbigracia Fidel Castro y Hugo Chávez quienes en todo ven la mano del imperialismo y la CIA.
Ya no existía el comunismo mundial con quien discutirse alianzas políticas en Africa y Asia, la cortina de hierro había caido; los norteamericanos post Viet Nam vieron en el comunismo un fantasma algo difuso pero definitivamente malo y eso está pasando ahora con el “terrorismo” apelativo endilgado a todo a quien convenga aislar; lo triste de esto es como en la amalgama de ideas del consumidor de noticias promedio se fue concatenando ataque terrorista -al Quaeda-Afghanistán-Irak (total, todos esos paises son lo mismo)-musulmanismo-Islam.
Se logró inocular un sentimiento de venganza contra los "culpables" de todo artefacto explosivo detonado en el mundo(léase todo hombre barbado con turbande) sin embargo no todo durante estos años ha girado alrededor de esto: el resurgimiento de Rusia como potencia mundial, el aplastante mercado económico chino y la crisis económica mundial son factores que van paralelo con los enormes gastos de guerra de Estados Unidos que han afectado su economía doméstica sensiblemente.
Acercándome a los acontecimientos que me ocupan en esta entrada ayer estuve viendo la rueda de prensa sobre el asunto donde el señor Robert Gibbs, secretario de prensa de la Casa Blanca, contestaba preguntas tan cautelosamente que gagueaba y a otras declinó reponderlas aludiendo que no iba a discutir tal asunto o que no estaba al tanto; se respiraba la idea central de que Hosni Mubarak es el hombre para hacer la transición y que el gobierno es el el indicado para hacer los cambios sin violencia pues es “responsable por su gente” ¿Cómo es posible apoyar así a un dictador?... si, es posible, siempre se ha apoyado a quienes sirven a los intereses de Washington, no necesariamente la democracia mundial como dicen hacerlo, pero el mundo cambia y cada vez es más dificil para Washington ocultar su hipocrecía política, no importa quién esté de Commander in chief, la cara delante del gran aparato financiero es lo menos importante; me he preguntado muchas veces por qué se invadió Afghanistán y no se interviene (bajo las mismas premisas) en la neurálgica situacion en Somalia en donde existe un grupo radical islámico siempre a punto de tomar el poder central afectando ya a toda la región; cómo se puede ser tan cínico teniendo a China como mayor patner económico (hasta George W. Bush visitó el pais durante las Olimpiadas 2008 y recientemente Hu Jin Tao visitó la Casa Blanca) cuando se critica la falta de libertad de expresión, la represión política, el unipartidismo y todo eso de lo que China es el mayor representante mundial; cómo es posible ser aliado de dictadores y en décadas atrás apoyarlos casi abiertamente y finalmente permanecer “neutral” ante las protestas populares en Egipto.

Como siempre los pasos de la política norteamericana son frios y calculados: el desgarrador Kefaya puede ser, y por eso Estados Unidos está siendo tan mesurado, no sólo una muestra de hartazgo hacia el mismo lider con su mismas hipocrecias, con su misma corrupción sino eso combinado una reacción a la cruenta economía, a los abismos en los niveles de poder adquisitivo, algo que puede comenzar en el norte de Africa pero no se sabe donde pueda acabar si no se apaga a tiempo; otros pueden darse cuenta que están pagando demasiado por su mercado básico, que hay tanta falta de oportunidades en un pais donde hay un presidente de por vida como aquél donde cambia periódicamente haciendo de las campañas electorales un circo de gastos millonarios; que la sensación de comodidad y libertad de expresión quizas no sea una percepción totalmente correcta; que la corrupción no es sólo dinero para las cuentas personales sino para la de toda una clase que también hace las leyes y se apoya en cuaquier partido que esté ¡Kefaya!, ¡Kefaya! Puede estar resonando en quienes detentan el poder en cualquier parte el mundo.

No comments: