...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Saturday, March 26, 2011

Memorias de marzo.

Ayer, en ocación de sus cumpleaños, recordaba a Elton John y Aretha Franklin, a decir verdad poco he escuchado de la Reina del Soul; me es más familiar el estravagante caballero de los estrambóticos lentes y sombrero de sabor antiguo; en mi juventud (en Cuba) era uno de los más escuchados junto a Billy Joel; había pasado la aprehensión por la música "en inglé" (en idioma inglés) que nos hizo perder a Los Beatles y muchos más; el gusto por el rock era casi clandestino... en los ochentas se comenzaron a trasmitir programas con algo más de información. Yo frecuantaba la casa de un embajador de Cuba en Africa, sus hijos eran contemporáneos con mi hermano y yo, mi tia tenía un vículo de amistad con ellos (me refiero a "mi tia" a la única que quedó en Cuba después del año 65, toda mi familia había emigrado a Estados Unidos); era una casa muy bien montada; muy diferente a nuestro modesto apartamento; allí, entre otras cosas había discos (aún teníamos "long playing" de acetato y cassettes) de muchos de estos cantantes, recuerdo especialmente uno de Charles Aznavour y otro de Elton John; recuerdo también el concierto de Billy Joel en La Habana, si mal no recuero en el teatro Karl Marx; alli sólo pudieron asistir, por invitación, militantes de "la Juventud" (miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas, organización política de este sector de la sociedad) En las fiestas se bailaba con Michael Jackson, Donna Summer, Bonnie M, Air Supply; mi hermano era más rockero y desde la secundaria fue adicto a Led Zeppelin, Queen, "Gren fun", algunos ni sé escribir sus nombres porque me acostumbré a escucharlos de manera acubanada... también hubo sus cantantes en español como Julio Iglesias, Roberto Carlos, Nelson Ned; algunos eran sacados del circuito de la radiodifusión nacional cuando emitian una opinión inconveniente sobre el gobierno cubano, o sea, sobre Fidel... cuando venía la "música suave" y se bajaban las luces propiciano un ambiente más romático ya debias tener una muchacha bailando contigo un tiempo; allí se sabía si de verdad estaba puesta pa' ti cuando la intentabas apretar un poco y podias, con suerte, terminar besándote con ella si no en la misma sala o comedor (convertida en pista de baile) en el balcón de la casa o en el portal; si te daba su dirección o teléfono para verla de nuevo (no todos teníamos teléfono y estos eran de cordón y uno sólo en la casa), llegabas radiante a la casa con la esperanza de "haber conseguido novia"... era una gran cosa al menos para gente como yo medio "pasmado" es decir, sin mucha "suerte" para estas cosas... siempre hubo el "guaroso" ("chico popular" le dirían ahora) a quien le era fácil estar con cualquier muchacha.
Me desvié del tema; mi idea era hablar de estos cantantes que escuchábamos en la juventud, si me guio por lo alejado de estas memorias podría asegurar que Elton, Billy y sus contemporáneos podrian tener unos ochenta años, sin embargo veo cómo ni siquiera podrian ser mis padres; definitivamte comenzaron muy jóvenes, cuando yo andaba por la secundaria ellos tendrian veinte y tantos y ya "sonaban"... me pongo a pensar ¿qué hacía yo a los veinte y tantos?... pues me acababa de graduar, estaba impartiendo clases ya sea fuera de la capital como parte del Servicio Social o más adelante en diferentes escuelas y Casa de Cultura (me gradué de Artes Plásticas)... desde mis años en la escuela de Artes exponía dibujos y más adelante comencé a hacer cerámica y participé en muestras importantes... pero nunca viví de mi obra (hasta hoy) vivo para y por el arte pero no del arte.

Muchos de mis colegas con más o menos habilidad, capacidad, talento o suerte han podido salir adelante en este sentido, aquí o allá (dentro o fuera de Cuba); en nada tiene que ver Fidel Castro ni Miami en "el país de las oportunidades", es la vida de cada cual; algunos brincaron el charco y les fue bien, otros colgaron los guantes y quizas sabiamente se dedicaron a otra ocupación en función de una vida más próspera aunque nada está garantizado.

A veces dudo de mi cordura en mi insistencia acerca de esto... en julio cumpliré cincuenta, treinta años hará de mi graduación, no suelo tener mucho más de cien dolares en mi cuenta bancaria, duermo y pinto en un cuarto en una casa que no es mia; por meses dormi con el colchón en el piso porque al mismo tiempo de la cama coger comején se rompió el monitor de la computadora y hube de escoger; recientemente un amigo me regaló esta cama personal donde ahora reposo después de venir de mi trabajo en una empresa donde gano mi sustento, un lugar donde no me he tropezado a nadie con quien conversar siquiera de las revueltas en el norte de Africa porque están más imbuidos en noticias locales... bueno la "pincha" no es un lugar para conversar pero me refiero a la gente que me rodea, ninguno califica para una buena conversación, de arte literalmente "ni hablar".

La empresa para la cual trabajo es una de estas pequeñas dictaduras que componen esta democracia; en Cuba era al revés había mucha solidaridad entre quienes coincidíamos en un centro laboral porque ya bastante trabajo pasábamos bajo las naturales restricciones de la dictadura, calificativo que poco escuché de aquél lado, poco concientes éramos de nuestra situación, sólo sabíamos que aquello no estaba bien y a finales de los setentas la visita de nuestros familiares emigrados al norte hacía más de una década lo demostró a nivel de prosperidad personal; diez años después la perestroika nos dió la visión ideológica del cambio aún no alcanzado en el proyecto socialista del Caribe; no se habló mucho allá de las coloridas revoluciones de los paises del este como nunca supimos, por ejemplo de la invasión soviética a Polonia y Checoslovaquia en la historia que estudiamos en la escuela.

Volviendo a esta orilla, he aprendido que si al menos no se hace lo que se quiere al menos se puede querer lo que uno hace, que lo importante es tener un plato de comida, un techo, un abrigo y gente a quien amar y que lo amen a uno; he aprendido a no esperar nada, a sólo vivir y seguir produciendo la obra con el sólo objetivo de disfrutarlo (de saciar esa apremiante necesidad) porque aun sin ser religioso aprendí de "El Libro" que "Venga el reino de Dios y todo lo demás será dado por añadidura" interpretando por "mi reino" lo único que creo hacer bien: pintar, dibujar, modelar arcilla; es decir nada práctico...

En fin cuantas cosas me han venido a mi mente mientra escucho canciones de Beatles arregladas para grupos cubanos (a ritmo se son y chachachá)... es mediodía, debo ir al mercado y a las tres ir a trabajar hasta las diez de la noche, lo mismo ayer viernes lo cual me impidió ir a la inauguración de una exposción...

Al final no sé cual sabor dejarán estas notas, son sólo notas del decursar de mi vida que puede estar ya en la mitad, sobretodo si consigo el propósito de durar cien años... aqui las dejo.

No comments: