...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (56) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Saturday, May 14, 2011

El stress nuestro de cada dia.

Si una palabra ha estado de moda por años es “stress”, mucho antes de “crisis” la cual, por cierto ha venido a incrementar el dichoso stress.
Es exhuaustivamente comentado y cuestionado la falta de tiempo en estos tiempos donde todo se hace en menos tiempo gracias a la tecnología; cualquier noticia llega en segundos, pasó de moda el “telegrama” y nos comunicamos via e-mail, no sé cómo ha podido sobrevivir el fax, sin embargo lejos de hacer las cosas con más calma se vive una celeración extenuante y “los dias pasan más rápido”, ¿Será verdad esto de que esto es es una realidad y no una sensación y toda la baina esa de la cuarta dimensión?.
Ocupamos mucho tiempo en construir un status, trabajamos para ganar dinero para cubrir esas necesidas básicas y no tan básicas de cada día…;mas, ¿cuán necesarias son algunas de ellas? ¿cuáles nos han sido impuestas por esta sociedad y ya acomodados a ellas no podemos prescindir de su uso y abuso?
Desde jóvenes estamos en la incertidumbre de cómo para insertanos en la masa laboral y sustentar nuestras vidas, he conocido casos donde simplemente se apunta a lo que dé más dinero porque con ello se cubrirán las demandantes necesidades básicas (cada vez más costosas) y todas aquellas psicológicamente imprescindibles, somos adictos a muchas cosas innecesarias sin saberlo.
No estamos en los tiempos cuando los padres imponian ser abogados o médicos como lo único decente; aunque ya no pocos anhelan que sus hijos se hagan deportistas profesionales o músicos (hasta raperos) no importa lo decente o indecente que sea porque en eso está el billete, hasta aquél que asegurará su vejez.
Si cada cual se dedicara a lo que realmente quiere dentro de los parámetros posibles estaría a la larga cultivando una vida con menos stress lo cual es una vida de major calidad; no es una utopía si se hace a tiempo, me refiero a escoger desde la juventud, la carrera, la profesión, la ocupación que disfrutaremos, desde la más aparentemente modesta y, por otra parte no atender a las exigencias de los otros con respecto a nuestro modo de vivir; les aseguro que la paz se alcanza cuando vives con quien te ama sin improtarle cuanto cueste tu ropa o cuan lujosa sea la vivienda y esto no apunta a vivir miserablemente ni tampoco a rechazar lo bueno y lo caro si verdaderamente esas son nuestras aspiraciones pero estas, no deben ser diseñadas e inoculadas por otros y porque una vez en la madurez no tenemos tiempo de echar atrás ese modo de vivir de otros y entonces nos mata día adía el stress sin ni siquiera saber cómo comenzó todo.
Mi generación, aquellos que pisamos la media rueda, quizás no esté a tiempo para estas cosas, solo de reflexionar sobre ellas, pero estamos a tiempo de proporcionarles la orientación necesaria a nuestros hijos para desempercudirlos de este mecanismo demoledor.

No comments: