...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Monday, December 12, 2011

La infinita imaginación se Sergei Isupov.

Las piezas en arcilla de Sergei Isupov son muestra de la inagotable fuente creativa de este artista ruso residente en Estados Unidos; su formación artística fue en Ucrania y Estonia y en el ámbito familiar donde padres y un hermano y su esposa por algunos años (norteamericana) son tambien creadores visuales.
En alguna medida Isupov me hace sentir envidia (y no voy a decir "de la envidia sana" porque eso es sólo un paliativo a un sentimiento incómodo y negativo) porque siendo de mi generación y habiendo emigrado a Estados Unidos en el mismo año su éxito ha sido descomunal precisamente en cerámica, técnica que estuve cultivando en mis últimos años en Cuba. Por supuesto el aprendizaje de cerámica de Isupov fue superior, en escuelas especializadas y, por otra parte seguramente tuvo oportunidades que me faltaron pero definitivamente me alegra ver a un cofrade colado en los más importantes salones y con precios por pieza que triplican mi salario mensual (me recfero a piezas de mediano y hasta pequeño formato)... esto demuestra que SI se puede vivir del artea aunque algunos nos cueste más años llegar y aún si no llegamos igual hay otros que si, igual demuestra que los precios del arte son bastante arbitrarios y que hay compradores para todo tipo de obra y precio.
La obra de Isupov es tierna, serena, misteriosa, postmoderna en cuanto alberga un neosurrealismo y un neoexpresionismo, en ella veo desde un Bosco, un Brueguel hasta un Chagall y mucho Isupov; es la segunda o tercera vez que tengo el privilegio de disfrutar de estas "ilustraciones tridimencionales" in situ (en Art Miami recientemente); aqui les dejo, al menos, con algunas imágenes entre ellas dos de sus besos los cuales pueden quedar junto al de Brancuci, Rodin y otros en la historia de la representación de este momentum amoroso.

No comments: