...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Wednesday, January 11, 2012

Japiberdey "San Alejandro"

Hoy es al aniversario de la fundación de la Academia de Artes donde estudié en La Habana; se fundó a principios del siglo XIX; según se nos dijo el francés Juan Baptiste Vermay fue quien comenzó esta primera academia de artes en Cuba; por esa fecha lo francés estaba de moda, las artes decorativas, algunos elementos de arquitectura, el modo de vestirse tenía como modelo a Francia; so este señor tendría toda la confianza de quienes querrian estudiar pintura.
La historia de las Artes Plásticas cubanas no difiere mucho de otros paises de Hispanoamérica; descontando la etapa precolonial donde sólo tuvimos culturas paleolíticas y neolíticas mientras otros paises alcanzaron un desarrollo social más avanzado; a Cuba, como a otras partes del continente recienconquistado, comenzarona a arribar europeos deslumbrados por nuestra naturaleza y algunos, asentados en lo que fue luego la capital, dejaron testimonios gráficos no sólo del exhuberante trópico sino de La Habana, el paisaje pues, incuido el urbano hizo de las suyas; también coemnzó a proliferar el retrato dado la demanda de quienes podian pagar tal lujo; en arte religioso se mezcló lo traido de España con lo hecho por artesanos locales; los muebles fueron muy desde el comienzo hechos "en casa" dada los grandes recursos madereros, de hecho se explotaron nuestros bosques hasta la saciedad para llevar madera a la metrópoli. algunos estilos fueron adaptados al caluroso clima local y surgió la "rejilla" (tejido vegetal) en lugar de los tapizados; nuestras frutas fueron apareciendo en la profusa decoración tallada en la madera.
Hubo un punto cuando la academia llegó con Vermay, como ya mencioné dando a la pintura académica cubana un sabor fracés; por esa fecha existían artistas locales sin formación "profesional", generalmente mulatos (descendientes de africanos y españoles) pues la clase alta no era dada a ningun tipo de trabajo, incluido el arte; lo mismo sucedía con la música e incluso la literatura, uno de los más conocidos poetas románticos cubanos (mediados del XIX) es Plácido y uno de nuestros primeros intérpretes musicales fue Brindis de Salas ambos con ancestros africanos cercanos.
Cuando ingresé en esta prestigiosa escuela lo hice en un curso vespertino del llamado Nivel Elemental; iba en las tardes después de una mañana en la enseñanza general donde estudiaba el último curso de secundaria; en ese primer curso se nos dió una especie de introducción de las diferentes técnicas; ese mismo año se inauguró el Instituto Superior de Artes, de manera que al graduarme cinco años después lo haría junto a los egresados de esa institución; el primer curso del ISA fue para trabajadores y si no me equivoco el gran dibujante Roberto Fabelo pertenece a esa graduación, hizo sus estudios superiores mientas impartía clases de grabado en "San Alejandro"; de esta manera San Alejandro, ya un poco relegado por la Escuela Nacional de Artes desde hacía un tiempo (la ENA era atendida a nivel nacional mientras la vieja academia habia quedado como bajo juridicción provincial) quedó algo "minimizado" con la creación de un plantel de enseñanza superior; sin embargo nunca ha perdido su aire y prestigio.
Tengo entendico que la enseñanza allí ha cambiando un tanto o mucho; en mi caso tuve el privilegio de pasar una enseñanza bastante académica; si bien para algunos pueda ser un horror dibujábamos del natural cuatro horas diarias y trabajábamos con modelo vivo en escultura más de la mitad de los cuatro años de Nivel Medio los cuales comencé exactamente al terminar el 10mo grado de enseñanza general; para entrar a ese nivel se hizo una convocatoria adonde entraron tanto quienes habiamos cursado aquél año allí como otros aspirantes; igual cuando entré habian otros estudiantes de unos y dos cursos antes en el nivel elemental.
Se presentaron cientos de jóvenes de los cuales veintidós fuimos seleccionados; al final sólo doce nos graduamos, hubo otros cuatro o cinco que terminaron sus estudios en el curso nocturno para trabajadores; de mi graduación sólo dos continuaron al Nivel Superior, el resto nos fuimos a cumplir con el Servicio Social como profesores fuera de la capital, más adelante otro de mi graduación hizo el nivel superior también; algunos se diluyeron y no siguieron produciendo, otros se acogieron a ocupaciones afines; quienes seguimos adelante hemos tenido más o menos éxito; como es de esperar entre cubanos muchos de nosotros están fuera de la isla y no pocos en Miami.
San Alejandro siempre ha sido un buen recuerdo para nosotros, eso lo pude comprobar el año pasado cuando nos logramos reunir unos pocos de nosotros; existía un ambiente muy especial en esa escuela, un buen sentido del humor, una confianza de dejar las mochilas y maletas abandonadas en cualquier rincón sin temor a perderlas, en esos pasillos veia a diario a algunos quienes son hoy prestigiosos artistas: andra Ceballos, Tomas Esson, Gustavo Acosta, Humberto Castro y muchos más; fui alumno de José Antonio Diaz Pelaez del grupo abstracto de los Once de finales de los cincuenta en Cuba y también del jóven y talentoso Osvaldo García a quien siempre he de mencionar cuando hablo de mi carrera de dibujo; aunque menos conocidos otros dejaron un impacto en mi aprendizaje de arte como los escultores Alberto Menchaca y Fausto Ramos o el teórico Alejo, no recuerdo el nombre completo, de quien recibí espléndidas y sabrosísimas clases de Historia del Arte.
Mi paso por "San Alejandro" estuvo oscurecido por los "hechos del Mariel" circunstancia histórica de Cuba, especialmente en La Habana, del año 1980 en la cual se destapó el morbo popular y se exacerbó la sutil manipulación de las masas por el estado; por esa fecha, a un año de graduarme intenté abandonar la escuela y me puse a trabajar, ingresé en la escuela Nacional de Diseño en la noche pero durante las vacaciones la presión familiar y mi propio sentido común me hizo terminar la carrera.
Hoy dia somo miles de hijos desperdigados de esa academia de artes de casi 200 años; ojalá y en ese aniversario en el 2018 las puertas estén abiertas para una gran celebración de todos pues dadas las cosas como son en Cuba quienes hemos decidido vivir fuera del país se nos rechaza, si bien los artistas de la isla han expuesto en Miami sin dificultad, de hecho tienden a tener más éxito comercial que los locales.
Un abrazo a todos mis colegas incluidos a aquellos profesores a quienes tanto agradezco y felicidades a esa instiución.
nota: el nombre "San Alejandro" se la atribuye haber sido en honor al intendente de la La Habana Alejandro Ramirez quien posibiitó la fundación de la escuala sin embargo ese día corresponde con el santo como tal; quizás en la fobia anticatólica (de la Revolución Cubana) se haya querido borrar la idea de una escuela con nombre de santo y hayan querido atribuir el nombre a un funcionario público asi sea de la colonia, es súlo una especulación perosnal pues no tengo acceso a las fuentes originales.

No comments: