...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Wednesday, February 15, 2012

¿Es Dios un chantajista?

En los mandamientos revelados por Moisés a la incipiente comunidad de sus seguidores se deja sentado la cero tolerancia a reconocer una autoridad diferente al Dios dador de las tablas; en ellas se habla de un Dios celoso, los celos son muchas veces producto del amor... mas también de la desconfianza y la duda. Por otra parte el viejo testamento, entre otras cosas, es testimonio de cómo el pueblo elegido para seguir a Dios (literalmente a través del desierto y también por este “valle de lágrimas” de por vida) fue premiado muchas veces o castigado con derrota frente a sus enemigos según se acercaba o alejaba del innombrable, conocido por las siglas de “Yo soy el que soy” hoy latinizadas en “Jehová”.
En conclusión: si te sirvo, me favoreces, si me das la espalda no sólo te repudio sino te castigo, esa es la cruda realidad de la Ley a la que no podríamos escapar pues Dios es omnipresente y el único, renegar de Dios es vivir como parias sin oportunidad alguna de rehacer nuestra vida; para demostrar nuestro arrepentimiento si alguna vez dudamos, debemos humillarnos ya tenernos a su voluntad implacable.
Los cristianos se han dedicado por siglos a darle la vuelta al asunto y retratar el lado amable de Jehová. Jesús y el concepto del Espíritu Santo vino a agregar el intrincado misterio quasi fisico-matemático de la Trinidad pero fundamentalmente vino a insuflar amor a las páginas de El Libro con el Nuevo Testamento donde se testimonia la entrega y sacrificio del mesías a la causa de su Padre; de alguna manera Jesús fue un recurso para ganar más adeptos otorgando el derecho al voto, perdón a los beneficios de la fe en Jehova a los gentiles (¿una nueva estrategia de campaña?); hoy por hoy los cristianos viven chantajeados con el martirologio del cordero quien “derramó su propia sangre para lavar nuestros pecados” lo cual demuestra de paso, el amor de Dios por nosotros al entregar a su propio hijo... se me hace en verdad una historia truculenta.
Historias más, historias menos le fe es un sentimiento como la alegría o la tristeza, cuando la sientes no se tiene explicación; puedes estar la mayor parte del tiempo triste, lo cual es llamado clinicamente depresión o puedes ser un optimista tremendo y poner buena cara a cualquier adversidad; nadie te puede convencer de ver las cosas positiva o negativamente y por lo general no tenemos siquiera la decisión para hacerlo; un día, por el cúmulo de circunstancias vividas hay un “click” que nos hace cambiar de bando; igual con la fe, con el creer o no creer en ese Dios chantajista y celoso; si creemos en él no cuestionaremos siquiera estas cosas, nos sentiremos complacidos y seguros bajo su manto, para usar esa primitiva imagen antropomorfa, con vestimenta y todo que desafortunadamente tienen muchos porque por supuesto Dios es mucho más que el paternal Robin Hood-Superman que muchos tienen en su mente; además de sentimiento Dios es pensamiento y por lo tanto reflexión, fuente pues de filosofía; o filosofía misma y como tal parte ineludible de la cultura intangible... quizás sea más correcto preguntar ¿es Dios un chantaje?

No comments: