...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, April 12, 2012

¿Quien inventó el bolsillo?

Hay cosas tan sencillas de las cuales se han perdido un poco su historia y se desconoce cuando surgieron o quién fue su inventor; quizás esas cosas importen a pocos a pesar de su gran uitilidad como ha sucediodo, por ejemplo, con el bolsillo literalmenet "bo;so pequeño", todos sabemos exactamente qué es un bolsillo y cómo tanto en pantalones y camisas nos sirven para acarrear monedas, billeteras, objetos para escribir y libretitas u otros accesorios; para los niños es imprescindible para guardar los tesoros encontrados en las calles de la ciudad o a la orilla del mar: caracoles, piedritas, conchas, caguaras, tornillos, tuercas etc.
¿Quién, en algún punto de la historia del diseño de vestuario, se le ocurrió ese aditamento interno, aportó ese elemento prácticamente imprescindible, parte de nuestra cultura por muy desapercibido que haya pasado; su sutil incorporación a nuestra cotidianidad sólo le notamos cuando está ausente; si nos ponemos una ropa sin bolsillos y necesitamos guardar algo nos damos cuenta de qué incómodo es no tener bolsillos... se aplica aqui lo de “nadie sabe lo que tiene hasta que no lo pierde”. Conste que no quiero establecer competencia con la cartera de mujer pero definitivamente el bolsillo, por ser menor en tamaño es infinitamente menos complicado, la cartera de mujer es un laberinto portátil merecedora de un extenso ensayo, por cierto suele contener también bolsillos...
He pensado también en cómo ha variado el contenido de los bolsillos; quizás su primera utilidad fue la de guardar monedas, joyas u otros valores de intercambio sustiruyendo a esa bolsita generalmente oscura y con un cordón para cerrarla que vemos en las películas de época si bien ya existian los bolsillos como vemos en las casacas de los soldados de esas mismas películas. Esa bolsita aparece en esas películas cuando se hace un pago por servicios de dudosa honestidad rememorando la traición de Judas tan arraigada en nuestra conciencia y suele ser lanzada al aire por quien paga para denotar su deseo de no hacer contacto con el otro despreciable personaje y este último suele hacerce de la bolsa con gesto de avaricia.
Regresando al bolsillo este ha sido portador de todas las versiones del dinero: las monedas, los billetes, las chequeras y las tarjetas de crédito. Me remito a mi experiencia personal y de aquella remota etapa de las piedritas y los tornillos de la cual no tengo nostalgia pues aún la rememoro recogiendo aún que otro objeto interesante, veo cómo mi bolsillo. además de dinero y documentos de identficación, estas dos últimas cosas contenidas, por supuesto, en una billetera, ha sido fiel de depositario del ya prehistórico beeper y más adelante el teléfono cellular o portable si bien a estos últimos se le inventó desde su aparición accesorios para cargarlos fuera del bolsillo; personajes importantes de mi bolsillo es el la mencionada billetera y el llavero; ambos han ido creciendo con el tiempo, a más edad más responsabilidades, más llaves y más papeles en la billetera: tarjeta del seguro del auto, identificaciones adicionales de lugares adonde nos afiliamos y las odiosas tarjetas de membresía a diferentes tiendas que si no están en la billetera se incoporan en versión reducida al llavero. y este además de las llaves de casa y del auto, con su alarma claro, puede incluir alguna adicional de la casa de los hijos o la madre o del trabajo... todo va al bolsillo; en el trabajo temporalmente puedo tener en el bolsillo plumones, bolígrafos, borradores, cintas adhesivas, hasta una tijeras, aclaro que uso los bolsillos de un delantal para esto.
El boslsillo ha resistido estóicamente el paso del tiempo y de todo aquello que ha sido puesto en él: tabaco en polvo, cigarros, mate u otra yerbas o polvos menos aceptados por la sociedad; también todo aquellos para el consumo de lo anteriormente mencionado como pipas o cachimbas, fosforeras, fósforos pequeñas cucharas y jeringas, cánulas de absorción nasal etc; además el bolsillo puede contener libretas de teléfono (sustituidas ahora por la memoria del teléfomo portable), sacacorchos, cuchillas, accesorios escolares, libros (de bolsillo, valga la redundancia), periódicos, recibos de compra, sortijas de compromiso inconvenientes subrepticiamente deslizadas del dedo o, por el contrario, cajitas con aquella sortija virgen esperando ser sacada a la luz ante el rostro conmocionado de una mujer amada; por supuesto todo tipo de método anticonceptivo suele pasar por el bolsillo antes de cumplir su misión, también píldoras para cualquier fin, curativo o lúdrico, incluyendo caramelos, gomas de mascar... la lista se alarga con nuevos accesorios electrónicos como los USB en sus mútiples formas, capacidades y nombres: mémory stick, pen driver, flash driver, travel driver etc.
Sólo me resta decir que se debería instituir un dia del año para homenajear a este pequeño receptor temporal de nuestras intimidades.

1 comment:

Liz Martínez Arza said...

Hola! mi nombre es Liz e igual que tu me hice la misma pregunta y estuve investigando, te dejó las únicas dos páginas de info que encontré. http://eledyblog.blogspot.com/2010/11/el-origen-del-bolsillo.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Pocket

Que estés bien.