...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (25) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, November 22, 2012

Caminata y otros apuntes

El lunes caminé algo más de lo habitual, era dia libre de mi trabajo, como casi todos los lunes y martes últimamente y me empeñé en encontrar el parque adonde había votado el pasado seis de noviembre, es un pequeño alveolo de la ciudad donde se cultiva, como supe después, vegetación nativa de La Florida, lo delimitada por un muro bajo de piedras  y abre al público en horario laboral, está habilitado con un camino interior cubierto de gravilla fina y blanca jalonado de señalizaciones y bancas; aunque no recordaba muy bien como llegar allí tenía como referencia el cartel de “Welcome to Old Brickell” en una calle lateral; lo más lógico, pensé, era tomar la avenida Brickell desde la Calle Ocho y asi lo hice pero en algún punto me sentí extraviado; pregunté a un par de paseadores de perros quienes me miraron desconfiados; es un barrio algo “high” y yo no ando en sudadera ni con audífonos como todos a esa hora trotando o haciendo joging sino con un jean y una camiseta (sudadera, playera, pull-over, aclaro porque para mis amigos cubanos “camiseta” es la sin mangas); creo que esa vez andaba con una camisa de lana, mangas largas a cuadros pues había bajado algo la temperatura, lo cual me asemejaría un tanto a un cortayerbas illegal o mínimo a un empleado de condominio si bien mi tez no está soleada como la de trabajador a la imtemperie.
Ante falta de orientación adecuada regresé sobre mis pasos y me tropecé con la avenida Broadway (esto es Miami, no en Manhattan), la cual sé que da al mar y atravieza la Coral way para meterse en mi barrio, desde ahi puedo tomar la Calle Once a la altura de la 17th o 18th Road… seguí entonces la Broadway y cual no fue mi sorpresa cuando me he tropezado con el dichoso parque… ya era algo tarde para entrar, no porque lo fueran a cerrar sino porque llevaba más de una hora caminando; además cuando son algo más de las ocho ya el sol quiere picar y comienza a haber más carros y por lo tanto más polución, no me gusta caminar mucho más tarde de las ocho.
Al regreso pensé escribir, las caminatas son inspiradoras y se me suelen ocurrir hasta dos y tres temas pero antes quise comenzar a pintar un par de lienzos, hace mucho no pinto y estos dos en particular de tamaño mediano, formato cuadrado esperan por mi hace mucho, de hecho he comenzado varias cosas ahi, más que lienzos estirados para hacer alguna obra han devenido en pizarras donde anoto estas cosas con acrílico… el más grande (36x36 pulgadas, lo cual es aproximadamente un metro cuadrado) fue el depositario de “Levitación involuntaria”, una imágen bastabte tétrica de un tipo sumergido con una piedra amarrada a los pies, esto le dió paso a un laberinto en espiral, (semejante a un caracol), en cuyo final (donde debiera estar la salida supongo) se erguía saliendo de la pared, de frente a quien pudiera estar caminado desde el centro, una hoja de cuchillo, aduciendo quizás el “final” del camino. El lunes, dia que narro, tapé todo y pinté, o más bien dibujé en grises un árbol cuyas ramas terminan en pinceles y lápices, esto está “inspirado” en un imagen vista en facebook (es casi una verguenza pero asi fue); como el formato es cuadrado el árbol quedo rechoncho, las raices son como las de una ceiba y las ramas semejan tentáculos pues sugieren ser flexibles o en movimiento, más que ramas pudieran ser brazos; en el tronco hay una especie de ojo como parte de la textura; cuando mi madre lo vio me preguntó si era un extraterrestre… auquen no soy muy dado a escuchar ninguna opinión hasta al menos tener terminada la pieza, me puse a mirar bien y carajo, es una imagen indeseada… es demasiado “animal” para como la concebí… he dibujado (a plumilla) algunos árboles aceibados llamados “árboles cuenta historias” los cuales llevan enredadas o encaramados en sus ramas infinidad de ilustraciones; pero esta imagen de las ramas como lápices de color y ahora pinceles me brinda la oportunidad de plantear el árbol como el creador mismo de esas imagines o realidades; incluso pensé pintar más de uno de estos, tengo la idea de otro árbol con casas a sus pies basado en un cuento mio a su vez derivado de una historia escuchada acerca de un pueblo cobijado en un baobad gigantesco; en la version pictórica el arbol pinta el cielo sobre el pueblo.
Este arbol pintado el lunes puede tener relación con unas raices fuertes (culturalmente hablando)) , una cambiante creatividad y un mundo gris lo cual puede retratar a cualquier artista; sin embargo no estoy muy conforme con le resultado, si bien apenas está en las primeras pinceladas; no obstante esta andanada de ideas no me gusta que “la muela” supera a la imagen; la obra debe tener sentido estético per sé y el concepto, explícito o implícito debe recibirse por el canal emocional y no intelectual, la imagen;  esta es la diferencia del pensamiento del artista visual, con otras forma de pensamiento, sostengo sin embargo que somo filósofos cuya foema de reflexión sólo alcanza a las sensibles a estas cosas… que muela…aqui lo dejo.
PD: he escrito esto después de la caminata de hoy dia de Thanks Giving; ayer, llegué al mencinado parque, recorri parte de su “natural trail” y conversé un rato con uno de sus empleados, Mayra, muy solícita a mis preguntas; hoy también llegué a sus puertas; pero aún estaba cerrado (abre a la ocho de la mañana), esas dos caminatas las cuento más adelante…

No comments: