...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (25) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Tuesday, December 4, 2012

... la tecnología


La tecnología, como otras ramas el pensamiento humano, refleja el espíritu de la época y en esta era tecnológica por exelencia  practicamente dicta ese espíritu; sin embargo vemos como, paradójicamente, en uno de los momentos de mayor posibilidad de comunicación vamos hacia el aislamiento del individuo , nos relacionamos cada vez más a através de “devices”, se abandona la cálida conversación personal al punto de ir a reuniones y prestar más atención a una pequeña pantalla que a un posible interlocutor a su lado el cual podría abrir ventanas a la interelación personal.
Por otra parte veo como algunos “aparatos” son diseñados para consumidores de cada vez menos coeficiente de inteligencia, digamos las cámaras fotograficas; ya nadie debe aprender sobre asaje (sensibilidad de la película fotográfica) o velocidad o abertura del obturador, lo cual no esta mal pero además estas camaritas de hoy no dan margen a los intermedios: tienen simbolitos para opciones prefijadas: florecitas para el detalle, montañitas para el lente ancho etc, tanta tecnología para matar la sensibilidad  ofreciéndonos opciones.limitadas (¿o limitantes?)
Otra observación es cómo en las programas de computadora desaparecen los botones de los menús, debemos adivinar donde están las opciones como en un video juego; esto parecería un estímulo a la búsqueda pero, por el contario se convierte en un reflejo de la inseguridad; en un final, como en un frio proceso judicial terminamos deciendo “si” o “no” sin poder dar más explicaciones.
He deseado no depender, al menos demasiado, de la tecnología. viniendo del siglo XX donde se jugaba parchis (parqués) o se saludaba al banquero a veces me enredo con mensajes de texto, cuentas online, amigos cibernéticos… si, me estoy poniendo viejo, pero díganme si también no tengo algo de razón.

No comments: