...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Saturday, December 8, 2012

Sueño loco y viajero


“El grupo” es  algo tan recurrente en mis sueños como el apartamento donde viví veinticinco años en La Habana; fue mi pincha más estable debido quizás a lo dinámico del trabajo pues suelo aburrirme de hacer lo mismo, sólo en la “madurez” de hoy he podido durar otra vez más  de cuatro años con un empelador, auqnue esto ha estado dado más por las circusntancias y las responsabilidades.
Salí de Cuba para trabajar con esta tropa de músicos a la cual he llamdo siemrpe genericamente “el grupo”; fue por un tiempo una entidad única e indivisible; con ellos atravecé la frontera hacia la tierra de las promesas y quedé trabajando por muchas visicitudes y viajes; es una fuente de anécdotas inenarradas hasta hoy;
Anoche me he vuelto a soñar en ese ambiente donde, de alguna manera, yo estaba algo “fuera de grupo” (me refiero a la realidad, no a este sueño), de entrada no bebo, no fumo y soy casi vegetariano; si no era estrictamente necesario por la naturaleza del trabajo no me trasnochaba mientras el resto podia amanecer en jornadas post conciertos; solía levantarme temprano a recorrer las ciudades y si era posible sus museos mientras los otros domian; alguna vez les dije: “putas y bares hay en todas partes pero el Museo Contemporáneo de Catalunya está sólo en Cataluña” y asi en ptras ciudades, no era del todo una elección, tampoco tuve suerte con la putas o más bien disposición… no sé si estas diferencias la marcaron el no ser músico; yo sólo acarreaba los instrumentos y desempeñaba otras funciones periféricas.
En cuanto al sueño de anoche fue un tiempo antes de despertarme, minutos u horas es indescifrable en ese mundo onírico, esta vez estábamos en Afghanistán, al parecer mis recentes lecturas sobre Medio Oriente influyeron en esto; Afghanistán (pudo haber sido Kabul, la capital, pero en el sueño no definía ese concepto) devino en un punto del sueño  en Hamburgo  y me maravillaba de la diferencia entre esta parte de la ciudad y otra recorrida antes pues en la vida real estuve atracado en un astillero del rio Elba, tunel subacuatico por medio de Hamburgo, por una semana por un trabajo, muchos años después de dejar el grupo, me decía, en el sueño; cómo esta parte era un contraste enre el hotel contemporáneo y las afuera en estado casi primitivo mientras a la vera del Elba descansaba el Hamburgo medieval (lo cual es impresciso pues en esa parte de la ciudad más bien prevalecen construcciones barrocas alternando con lo construido después de la guerra mundial, al ser sede de los astilleros nazis gran parte d ela urbe fue destruida a bombazos).
En el sueño estábamos ya en la fase de regresar de la gira donde todos debemos hacer el check out del hotel y tomar un transporte al aeropuerto; afuera del edificio era un gran descampado semidesértico (ya dije, era Afghanistán), Yuri, el percusionista iba caminando delante de mi; tenía una guitarra (en su estuche de tela negro) colgada a su espalda, como solía tener Mandy su bajo; al salir perdemos de vista al resto del grupo y yo pierdo a Yuri; veo que hay una fila de guaguas (buses para mis amigos no cubanos) viejas llevando gente y supuse que una de ellas sería la nuestra pero ya yo había pasado más adelante; me regresé; una fila de elefantes amenazaba con interrumpir mi camino;  intento cruzar al otro lado antes que ellos pasen por delante de mi, finalmente no pude; pasan primero unos bebés elefantes, luego unos hibridos entre elefantes y camellos, eran pocos y finalmente regreso a las guaguas; alli veo a un soldado con uniforme color arena, no portaba armas, la camisa por fuera, gorra sencilla con vicera  (me quedé con la imagen del recien “tronado” general Petraus, pero este era un jóven) y le digo, tratándome de hacer entender por señas (a pesar de su aspecto gringo se suponía que le hablara en “afghano”), que tenía un vuelo por tomar, él me dice que habla español entonces me señala una guagua donde efectivamente estaba la gente del grupo, alli estaban Yuri, Dobal el trombonista y el trompetista, tambian Viviana; el soldado me acompaña para asegurarse de que todo está bien y yo le digo “no se preocupe, esta son gente conocida”. El interior del bus era ciertamente extraño, tenía la proporción de una Girón V (Girón cinco, modelito de bus pequeño ensamblado en Cuba, probablemente con motor soviético, rodó en La Habana por los ochentas) es decir, bastante chato pero los asientos eran escalonados del centro hacia las paredes como un pequeño anfiteatro entre plástico rígido y tubos metálicos lo cual era la textura predominante en estos transportes urbanos; mi me tocó centrame en le centro, me sentía incómodo alli; quería subir a otro puesto.
Me “desperté” entonce en la habitación del hotel (le zumba) alli había como una familia; yo dormia en una especie de sala, en un sleeping bag o colchoneta en el piso y justo a mi lado dos o tres desayunaban opulentamente alrededor de una mesa ovalada pequeña; me volteo a la mesa, la cual estaba a mi alcance (cosas de lo sueños), para “picar “ algo; veo un plato blanco, redondo, grande, con una especie de fricasé de pollo cubriendo casi la mitad, finalmente me levanto y salgo afuera a un pasillo corto y ancho, no muy bien iluminado, al final una ventana mostraba la fachada de una catedral gótica pero era una especie de chiste pues la tal catedral era un cuadro instalado alli según pude ver más tarde, caminando hacia la ventana me cruzo en el pasillo con una jóven algo desgreñada en short negro corto y ajustado , pelo oscuro hasta los hombros, piel trigueña, se me pareció a Laura (nieta de Rubby) pero no tan alta y la cara más parecida a Annu, una amiga hindú, Laura-Annu salía como a corrrer a esa hora, ella pasa del lado izquierdo del pasillo; de regreso de a ventana abro un puerta estrecha al costado derecho del pasillo y desde allí veo una calle estrecha, al final se entreveia, una catedral gótica de verdad, me dio la sensación de estar en el barrio gótico de Barcelona (tengo algunas fotos parecidas a esta vista del sueño de ayer); según el sueño yo había preferido vivir en un cuarto en Barcelona que con lujo en Miami, me senti complacido por ese pensamiento y por un momento yo era  la muchaca aquella del pasillo pero me vuelvo a despertar, esta vez en mi habitación de Miami; me despierto con la firme convicción de intentar comunicarme con un amigo de Barcelona (lo conozco desde mi primer viaje allá con “el grupo”) para hacer un plan a largo plazo para mudarme allá con Rubby y tengo la premonición, en ese lapso, de que a España le va a ir muy bien en unos años… después de esto fue cuando me desperté realmente.
¡Ha sido el sueño más “viajero” que he tenido!
.

No comments: