...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Saturday, February 23, 2013

Sueño Incómodo


Sueño casi todos los dias, más bien todas las noche pues se trata de la circunstancia literal de hacerse presente en se extraño mundo surreal y difícil de describir… muchos de mis sueños son incómodos aunque no califican para pesadilla pues no hay nada de susto. Como a muchos le pasa olvido parcial o totalmente lo soñado pero si persisite en mi memoria la incoherente secuencia de imagenes y hechos “vividos” la noche anterior me dispongo a narrarlos y aqui va el de anoche.
Estaba en un apartamento amplio donde coincidia con bastante gente, más adelante supe que estábamos atrapados en una “dimensión virtual”; según palabras de una mujer “vivíamos en una pantalla”, esta mujer, quien estaba alli con su esposo, esperaban la llegada de su hijo y se me ofreció para pasarle un mensaje de texto a mis allegados (al parecer era la única comunicación posible con el mundo real) pero le dije que yo no era de textear (lo cual es verdad en la realidad) y ella me dijo “Claro no es de tu generación” y no sé por qué me acordé de mi alumno Hanoi (uno que tuve hace más un cuarto de siglo y a quien no he visto más)
Pero al principio del sueño yo entré en un habitación donde , sobre un escritorio, había dos pantallas planas de computadora, mi hermanao Armando estuvo haciendo algo alli y cuando regreso una de las pantallas, la mas grande, colgaba vertical pues lo que habia hecho Armando requería de eso; me pongo a usar la otro computadora y estaba llena de virus, se abrian automáticamente muchas sites porno, una de ellas era como un periódico con caricaturas del género.
Ya en otra habitación atiborrada de gente como una sala de espera de consultorio médico (donde la mujer me diría lo de estar en un mundo virtual) una madre con su niña me pasa por delante, la niña, vestida de invierno con sobretodo y gorro me quiere decir algo en un susurro, yo hinco una rodilla en el suelo para poder escucharla y le rodeo la cintura con mi mano; accidentalmente le toco una nalga y me asusto dada lo “peligroso” que esto puede ser si es mal interpretado, pero bueno, la niña me dice algo de Rubby que yo no entiendo, noto entonces que tiene un bonito prendedor plateado cerca del cuello, la madre me dice que se lo había regalado Rubby y que la niña me decía que estaba bonito pero yo no quedé convencido.
Despues ocurrió la “revelación” de estar viviendo en una pantalla, de hecho el sueño giraba alrededor de pantallas pues intentamos ver un programa de TV concucido por  dos presentadoras, negras americanas en edad madura de maneras elegantes y vestidas a lo siglo XV en una habitación del mismo estilo, la imagen se transformó en un animado pero por alguna razón se cambiaba para otros programas.
Accidentalmente la puerta de entrada del apartamento se abrió y se dejó ver dos apartamentos contiguos con la puerta abierta, a la derecha se veia en uno como un dormitorio, en el piso dos prótesis de pies; frente por frente a la puerta; con un hueco para una escalera por medio había un ventana grande por donde se veia un tramo del boulevard de San Rafael de La Habana; yo instui que esto era una pantalla de vigilandia en ese boulevard y que si salíamos a través de ella nos liberaríamos, entonces le digo a Armando que me dé unas medidas, estas medidas eran las de un pequeño rectángulo rojo dibujado en un  papel , el rectángilo era  yo, tenía un centímetro de ancho y bajo mi teroría si pronunciaba, frente a la ventana, el largo por el ancho y una medida de profundidad me proyecaria al mundo exterior, Armando no creia en eso pero
pronuncie la formula y efectivamente aparecí en la calle pero andaba vestido de una manera exotica, como un disfráz de ficha de dominó y la gente pasaba y me miraba extrañada, no recuerdo más, de este sueño donde todo el tiempo me sentí bastante incómodo.

No comments: