...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Wednesday, May 1, 2013

Sueño en la calle Galiano (La Habana)


Voy a relatar un sueño de la “primera sesión” de la noche; llamo así al lapso de tiempo comprendido entre cuando me acuesto (a la media noche como promedio) y mi primera levantada al baño… generalmente recuerdo los sueños de “ocurridos”  después de este tour fisiológico; a veces incluso sólo sueño en el tiempo extra del sueñecito mañanero cuando suelo trasladarme al sofá de la sala para tener el reloj delante y no pasarme de las ocho dela mañana, me molesta muchísimo levantarme después de esa hora; esta vez he recordado este sueño de primera sesión como exepción
Estába en La Habana y tomaba la ruta 18 para ir a la calle Galiano (calle comercial de la ciudad) esto es inexacto, la ruta 18 en la realidad conduce por la Calzada de Diez de Octubre (se le llama “rutas”  a los recorridos de las guaguas, o buses). Me bajé en el tramo de Galiano cercano al mar y me caminé alejándome de este, había cruzado la calzada y echaba de menos los faroles art noveau; notaba cuanto había cambiado la ciudad, en la acera de enfrente las tiendas en lugar de vidrieras tenían unos sets parecidos a los Museos de Historia Natural con ambientes creados adentro, desde mi distancia aquello lucía imrpresionante.
Finalmente llegué a un lugar con mesas, me acompañaban dos o tres personas; no había comida pero semejaba un restaurant informal (¿una paladar?); me levanté para comprar alguna bobería en una máquina creo y noté que sólo tenía unos billetes de un dollar en el bolsillo; al sacarlos, un negrito como de nueve o diez años, nota que no soy del lugar y me cae atrás para pedirme algo (como suele suceder con los turistas en algunos paises) me volteo y le hablo bien “acubanao” para que me deje tranquilo.
Una vez fuera estaba en una intersección semejante a la Coral Way y la Le Jeune de Miami pero con un ambiente parecido a donde se compra y vende la esmeralda en el centro de Bogotá, alli aparece Ladys, reciéncompañera de trabajo, generalmente no sueño con personas conocidas tan recientemente pero así fue; había un verdadero molote de gente delante de nosotros, algo había ocurrido y la gente se apelotonaba a curiosear; delante de mi otra muchacha se me pegaba y Leydi estab detrás mio, era una situación algo incómoda, ahí desperté.

No comments: