...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Sunday, May 11, 2014

Journey's Journal II

Después de unos días estacionado cerca del portón negro de metal por donde desaparecen y aparecen Ro y Ru fui otra vez al trabajo de Ro y otra vez fui estacionado en ángulo frente una pared alta, era de tarde y una agradable sombra caía sobre mi; para llegar a este punto atravesamos el barrio por una calle llena de Stops, cuadras más adelante hacemos una derecha para seguir por una calzada jalonada de árboles frondosos por un par de millas máximo; así me alivio del tiempo al sol estacionado en la calle, el quitasol es muy útil pero a veces olvidan ponerlo; en mi lugar de espera ha estado siempre delante de mí un vehículo de dos ruedas de color semejante al mío pero algo más claro; su conductor es el mismo del taxi que suele ubicarse detrás de mi, el taxista-motorista no desaparece por el portón negro sino, tras subir a una especie de estrado de granito limitado por una sencilla reja metálica, atraviesa una pequeña puerta de color claro.
Hasta hoy mi vida aquí ha sido muy apacible, pensé incluso que saldría para el llamado “Día de las madres” pero Ru se fue caminando al trabajo como de costumbre y Ro tomó el Camry desde la mañana; al regreso estacionó delante del árbol justo después del vehículo de dos ruedas; salió con unas bolsas plásticas blancas en una mano y un artefacto de madera algo grande en la otra; no pude creer que aquella “cosa” saliera del vientre de mi compañero Camry y me pregunto si no fue un abuso encargarlo de ese acarreo. ¿acaso no tengo yo más capacidad y fortaleza?... sus motivos tendrá Ro, quizás no quiso estrenarme como carro de carga porque aún no tengo nada para protegerme y al menos mientras sea nuevo tendrán esas delicadezas… como veo con el Camry no tienen tales consideraciones, ese viejo sedán ha tenido una larga historia; según me estuvo comentando fue comprado por una tia de Ro a finales del siglo pasado; en sus asientos se transportaron los nietos de esa tía por varios años y en ese tiempo perdió el espejo retrovisor derecho, la luz interior del techo y tuvo sus escaches y rayones; hace aproximadamente cinco años está en manos de Ro quien le hizo hasta el año pasado los cambios de aceite puntuales, tiene gomas casi nuevas así como el radiador, la batería, el alternador y un “semiñón” trasplantados… ya nada es lo mismo que sus piezas originales, dice, pero así ha sobrevivido no sin golpes adicionales, deterioro de su interior, sin agua para el limpia parabrisas porque tiene el tanque perforado…; recientemente le compraron manijas delanteras nuevas pues anduvo más de un año con unas rotas y, de cierto modo, mi adquisición fue catalizada por el último achaque, una fuga del líquido de lubricación del timón, por el cual debía gastarse una suma cercana a la mensualidad pagada por mi… de todos modos, según tengo entendido, en esta ciudad el auto es una necesidad y Ro y Ru sólo lo tenía a él quien, a decir verdad, tiene un motor envidiable para su edad pero no podía estar en misa y en procesión; ahora descansará un poco; al menos no lo cambiaron por mi sino lo conservaron y es aún muy útil. Dice que le gustaba más el estacionamiento anterior algo más amplio y privado frente a la otra casa, a veces hasta lo ponían debajo de un árbol con una fresca sombra si bien no se libraba de alguna que otra cagada de pájaro… esto no está muy lejos de aquí según me cuenta; aún va con cierta frecuencia, verbigracia esta mañana; subieron hasta un restaurante frente al trabajo de Ro, esta vez con la madre de este, una señora diminuta y parlanchina; también fueron a un mercado cercano, carga el mercado en los asientos traseros pues el maletero no abre con la llave de Ro; hay muchos gatos salvajes por esa casa anterior, si estaba mucho tiempo estacionado solían ronronearle debajo de la panza, al parecer buscaban allí algo de sombra.
Uf, le he dedicado hoy una cuantas líneas al Camry pero se lo merece, es un leal servidor de Ro y Ru por más de un lustro, ¿estaré en manos de ellos por tan largo tiempo?, tengo entendido que mis mensualidades durarán por todo ese tiempo y más; Ro y Ru trabajarán duro para mantenerme; debo responderle como se merecen… aquí lo dejo por hoy.

No comments: