...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (56) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Friday, May 9, 2014

Journey's Journal

Cumplí las cien millas en el Palmetto (carretera 826 de Miami en La Florida) entre las avenidas Cincuenta y siete y Sesenta y siete camino al oeste; los pude haber cumplido en Hialiah si Rob no hubiera decidido, para llegar a los estudios de “Caso Cerrado” adonde haría una breve intervención como especialista de Artes Visuales, ir norte hasta el Palmeto para tomarlo en el tramo este-oeste en vez de avanzar hacia el oeste por la 836 y tomar el mismo Palmetto pero en el tramo sur-norte; Ro se decidió por el camino más largo porque en el paso de la 836 al Palmeto están remodelando y se torna algo confuso y congestionado; por las dudas salimos con una hora y media de antelación y fue muy bueno porque pudimos buscar donde estacionar con calma; en un lugar algo desolado esperé a Ro por algo más de una hora para regresar a casa esta vez por el camino más corto.
Fui adoptado por una pareja de artistas visuales Rob y Rub en un concesionario de Pompano Beach, unas cincuenta millas al norte de donde vivimos; no sé cual razón los llevó a buscarme allí pues conozco de otros Dodge Journey 2014 en el mismo Miami , quizás no encontraron allí ninguno como mi cautivador color azul oscuro. Fue bueno salir del tedio en aquél lugar para entrar en acción en las calles; mis primeros pasos ya en manos de Ro y Ru fue bajar a Miami por la Interestatal 95; probablemente haya recorrido esta misma carretera desde más al norte, encima de un gran transportador como vi llegar a otros, para arribar a mi destino temporal en Pompano Beach pero esto no lo recuerdo muy bien; el viaje Pompano-Miami de hace unos días me viene como un sueño, era bastante de noche y seguíamos a un Camry gris bastante deteriorado, estas primeras decenas de millas fui conducido por Ru que, por cierto, tenía las manos muy frías, hicimos un pequeño alto en Pembroke Pines donde mis padres adoptivos intercambiaron algunas palabras y de ahí seguimos rumbo al centro de la capital del sol adonde amanecería al pie de unos apartamentos no muy lejos de la salida de la carretera.
Ellos aún no me conocen del todo; en Pompano salieron con el teléfono de Ru listo para ser utilizado con el Blue tooth pero falta el de Ro; apenas ayer Ro descubrió toda la información que brindo en una pequeña pantalla delante del timón y me dió risa cuando no supo siquiera donde hace accionar el claxon o como echa agua al limpiaparabrisas; por el momento veo que disfrutan mucho el asunto de la llave “inteligente” y del uso del botón para arrancar y apagar.
Tengo entendido que me escogieron por mi capacidad de carga, mis asientos van a estar la mayoría de las veces plegados para esta función; Me compraron unas alfombras de caucho y un quitasol pero las primeras aún no las he estrenado porque deben cortarlas al tamaño.
Además del mencionado viaje a Hialiah he ido un par de veces al trabajo de Ro, hasta ahora es quien ha tomado mis riendas; por momento, habiendo sido adoptado con diez millas el dia cinco de mayo, tengo ya alrededor de ciento veinte lo cual hace unas cuarenta millas diarias, no sé si seguiré a ese ritmo pues Ro a veces toma el viejo Camry, de hecho este es estacionado en el lugar asignado al apartamento, a mi me dejan en la calle pero es un lugar tranquilo, de hecho la ubicación de cada uno está dada porque el estacionamiento es muy estrecho, asi al menos les he oído decir quizás lo dicen para no hacerme sentir mal. Veremos que me depara el destino en manos de Ru y Ro.

No comments: