...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (26) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Sunday, August 3, 2014

¡No hay cama pa tanta gentuza!

Hace varias décadas miles de niños, sin sus padres, arribaron desde Cuba a Estados Unidos, era principios de los sesenta, primeros años de La Revolución, cuando se temió que el nuevo gobierno cubano desposeyera de la llamada “patria potestad” (custodia) de sus hijos a los padres quienes los enviaron a familiares o para ser albergados por una entidad vinculada a la Iglesia Católica; esto fue conocido como “operación Peter Pan” y aunque no he hurgado mucho en el asunto me queda claro que en el contexto de le Guerra Fría cuando Estados Unidos apoyó todo proyecto para desestabilizar el comunismo (con más razón en los estados incipientes apoyados por la Unión Soviética) los cubanos tuvieron grandes ventajas para emigrar al vecino del norte una vez la cosa se puso fea en la isla; digo ventajas con relación a otros países donde no había caído la plaga roja y por ello no adquirieron un status especial para ser admitidos en gringolandia; esos miles de niños se diluyeron en el norte, me imagino que se integraron a su nuevo contexto e hicieron sus vidas con más o menos apego a su cultura de origen; algunos se pudieron reunir con sus padres, otros no; tragedias humanas que pasan y sólo lo sufre cada cual, lo demás es noticia y estadística… otros millones de niños crecimos con La Revolución, pioneros por el comunismo y “seremos como el Ché” con una pañoleta amarrada al cuello, primero azul y blanca dignamente recordando la bandera, luego roja…mmm… pero la custodia de los padres no fue quitada, nos tocaban tres juguetes al año y estudiábamos sin pagar ni impuestos; conocí la mantequilla a los diez años, comí hasta esa edad pocas chocolatinas (no existían) y después de ella tampoco, se hacia una fila de medio día para comprar la ración de pan, el médico te atendía gratuitamente y con gusto, los muñequitos (animados) eran rusos como el televisor y en blanco y negro (dada mi generación también vi muñes americanos con música clásica no la incidental de mierda de hoy día) pero no teníamos comerciales y cada película era antecedida por la introducción de un especialista… claro que una introducción tendenciosa como todos los prólogos de los libros, los libros que costaban centavos, las novelas más relevantes las leí en ediciones “Huracán” de muy modesta y propensa al descuarijingue encuadernación; antes de terminar la última página las palabras de Dostoievski, Tolstoi, Victor Hugo o Balzac tenían un fondo amarillento… las libretas y lápices me las regalaban en la escuela, se empezaba el curso con siete u ocho libretas, una por materia (algunas tenias las hojas verdosas de clorofila, era papel reciclado, ese que hoy cobran más caro porque si eres ambientalista tienes que pagarlo) y un lápiz (chino, cuando los chinos mandaban juguetes y lápices a Cuba y no hacían negocios millonarios con Estados Unidos) no gastando más de cien dólares en artículos de marcas determinadas por las escuelas (esto lo veo a diario pues trabajo en Staples, The Office Superstore)… recordando cosas se me ha escapado la intención de esto que escribo y es cómo veo con horror a Estados Unidos cerrando hoy las puertas a los niños del sur, esos que vienen por que SI pasan hambre y quizás no sobrevivan para pasar la frontera de adultos y que le den asilo político porque su país se volvió comunista por las grandes diferencias y las indiferencias y los odios acumulados y el echarle mano a algo diferente (con su propaganda de bueno, claro, pero al final la misma corrupción, la misma, porque hasta la hay y a gran escala el norte del Rio Bravo… otro tema)… pero ahora esos niños son indeseados , y devueltos a lugares de violencia y se sequía porque una niña y un niño climáticos están jugando a dejar en la miseria a María Santísima.
En los recientes desplazamientos provocados por la violencia en el Medio Oriente, como se ha hecho en otros puntos del planeta, los países vecinos crean campos de refugiados para quienes llegan desesperados, con hambre, pies hinchados, desposeídos de todo… sin embargo ¿que hace uno de los países mas ricos del mundo ante la avalancha de inocentes víctimas de sus gobiernos? pues los echa para atrás, no tiene piedad alguna, un plumazo de un presidente puede matar a mucha gente, mandando a la guerra o poniendo un muro inexpugnable, como Egipto al otro lado de Gaza y los israelíes matando; la pobreza empuja al norte pero el norte no te recibe, te traga y te escupe, tienes que seguir allá abajo, jodido, no me importa si tu papi ilegal está aquí o allá sin poder alimentarte, vete de aquí indio, que aquí no hay cama pa’ tanta gente.

No comments: