...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (27) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (56) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, May 28, 2015

Otro sueño...

Anoche tuve otro sueño, en este yo estaba en casa de Julieta Conde, una coelga y amiga, ella iba a hospedar a un poeta y para ello estaba desplazando a un lobo (similar all lobo de los muñequitos rusos, es decir, un animado) pues el poeta era también cazador de lobos; para instalar la máquina de escribir del poeta en un pasillo ancho que daba a la cocina al fondo, apartaron unos papeles del lobo, este a pesar de esto estra siendo desplazado salió a conversar con nosotros; en la tele pasaban un documental sobre unas islas y yo trataba de escrbir un material sobre estas ayudado también por un libro leido anteriormente; el poeta dijo que se mudaría a esas islas y yo le sugeria que nos invitara a visitarlo.
Salimos Julieta y yo a Miami (en la vida real ninguno vivimos alli) en mi auto de corte futurista (esto si no es nada real); llegamos adonde mi madre lo cual era el edificio odonde vivimos en La Habana, ya en el pasillo de entrada yo le comentaba a Julieta que si se llamaba por teléfono tres veces en el día a mi madre, las tres veces hablaba por más de una hora; me di cuenta que yo. a su vez, no dejaba a hablar a Julieta , me callé y ella habló algo sobre viajes y también sobre su mamá; finalmente ella decidió quedarse allí al principio del pasillo y unírseme después, yo le dije "ya sabes, es al fondo a la derecha" y antes de adelantarme iba a tomar el teléfono para llamar a Rubby pero se me había quedado.
Cuando entré al apartamento esperando verlo destartalado como siempre noto como lo habian remodelado y dejado como nuevo; voy hasta el final donde en vez del cuarto del fondo se accedia a un simulador de vuelo, este era la imitación de casi medio avión comercial, con pasajeros incluidos donde mi madre podría tener la sensación de viajar; ella estaba al centro frente a una especie de consola de sonido, con un auticular en la mano y me preguntaba si de verdad yo habia venido en clase económica (refiriéndose a algún viaje donde yo había venido a visitarla anteriormente) yo el recalcaba que si, ella insistía en que yo habia venido en clase turista, es decir más costosa, le aclare que, aunque había venido como turista habia venido en clase económica y que también existía Primera Clase donde te servian cocteles y se lo señalaba en su simulador; como lnos hablábamos voceándonos a la distancia algunso pasajeros se volteaban a mirar (pues los asientos estaban de espaldas a la puerta) recuerdo uno de aspecto típico mexicano.
Salimos de esta habitación y yo le preguntaba a mi madre quién le había financiado la remodelación, verdaderamente lujosa, del apartamento; que si un amigo (emanorado) o Rosa Margarita (una prima), me dijo que había sido una amiga de España; pasé por una pequeña habitación sin muebles con un cartel indicando "comedor" y finalmente me senté en la sala junto a la puerta, alli había una muchacha de aspecto humilde y de hablar como los recien llegados de Cuba, era al parecer la sirvienta; yo tenia puesto unas pijamas y ella me decía que estaba deshilachada, me di cuenta que ni siquiera era mis pijamas y le dije que si Rubby me veia llegar con esas pijamas se pondría celosa; le pedí el teléfono (para llamar a Rubby) y ella me dijo que era nueva ahi y no sabía donde estaba... otra sirvienta entra para limpiar una rejas y le pide el código de acceso a mi madre, ella no se lo quiere dar pero alguien desde adentro (una mujer mayor) lo dice en voz alta, eran cuatro números y no los recuerdo porque si no los hubiera jugado al play ford... esta vez me desperté dulcemente con los rayos del sol y así terminó mi jornada onírica.

No comments: