...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (25) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Saturday, September 5, 2015

Señor Bandera.

Michael Taiwo Akinkunmi está casi en sus ochenta; hace diez años no hubiéramos podido distinguirlo de los muchos nigerianos viviendo en condiciones deplorables a pesar de ser su país una de las primera economías del continente; muy jóven se graduó de ingeniero en Londres pero su mayor honor cuando regresó a su país en 1964 no fue su carrera sino el haber diseñado la bandera nacional; a pesar de su juventud era conocido entonces como “señor Bandera” por sus compatriotas y su sencillo diseño de dos colores (verde y blanco), ganador del concurso convocado para ese propósito por los británicos ondeó por primera vez cuando a Nigeria le fue otorgada la independencia en 1959.
La historia se fue diluyendo y ya en su vejez, con la memoria algo perdida, vivía solo (habíase divorciado) en un casucha atendido por los vecinos, muchos de ellos ignoraban incluso el mérito de Akinkummi y si lo mencionó alguna vez en sus soliloquios quizás fue tomado por una devariación más de su mente prematuramente envejecida por lo cual habia sido retirado del servicio público antes de los sesenta años de edad con una pensión siempre insuficiente para las necesidades básicas.
Hoy podemos saber de todo esto gracias a un estudiante universitario quien escribiendo un folleto sobre la historia nigeriana quiso encontrarse con Akinkunmi, muchos lo consideraban fallecido, mas la insistencia de Olawale Olaniran lo llevó a uno de los barrios más pobres de Ibadan, gran area metropolitana del suoeste del país para verificar la existencia de este “héroe sin honores” como le llamara conmovido por su precaria situación.
Olaniran no se conformó con escribir el folleto sino llamó a la prensa, en breve se publicaba el redescubrimiento del diseñador de la bandera nigeriana, muchos conocieron de su abandono y le ayudaron con donaciones; a los dos años le fueron pagados diez mil dólares por su aparición en un popular programa de television, lo cual superaba con creces el pago por su diseño de alrederor de doscientos cincuenta (ajustado ya a los valores actuales de la moneda), con esta suma se construyó una casa decente de concreto; fue pintada de los colores de la bandera.
Gracias a la gestión de algunos seguidores desde hace dos años Akinkunm recibe una pensión de cuatro mil dólares mensuales la cual le fue otorgada en un acto en su honor por el entonces presidente Goodluck Jonathan, le han seguido otros honores aunque este vejete olvidadizo continua viviendo modestamente sin teléfono ni auto, ahora con su hijo, a la puerta de la que puede considerar una “mansión” una esfigie sobre un pedestal recuerda, en una placa, al diseñador de la bandera nacional.

No comments: