...en esta etapa cuando comienza a cambiar nuestra percepción del entorno y la percepción de los otros hacia nosotros he podido aprender que lo frívolo puede ser importante o al menos es una parte de la vida no tan despreciable como cuando me tomaba las cosas más en serio; así les presento este blog tan intrascendente como otro cualquiera.


comments in this blog can be done in english

apuntes (158) arte (50) blog (62) cine (16) colombia (25) cuba (24) cuentos (16) decesos (40) diario (67) elecciones (25) escritores (8) hollywood 2011 (34) lectura (9) músicos (50) notas personales (30) noticias (66) oldest people (31) petróleo (5) realeza (55) reviews (14) sueños (40) topmodels (40)

Thursday, November 26, 2015

Viaje alrededor de un cubo


Para la geometría es muy fácil definir un cubo: una figura geométrica de seis lados cuadrados (de igual longitud por cada lado) lo cual genera doce aristas y ocho puntas, muchos conocemos esto por “dado” el cual, si se usa para jugar cubilete, parchis u otra cosa marcados con puntos o letras en sus caras, debe estar perfectamente equilibrado  en peso para dar la sensación de la justicia del azar igual de arbitraria para todos…  version lúdrica de Dios; se conoce de algunos tramposos quienes usan dados “cargados” y se puede especular comparándolos con religiosos corruptos pero esto se sale de la definición de hoy.
Si un cubo o “dado” se representa gráficamente, sin perspectiva, en un plano bidimencional semeja un hexágono y si, partiendo de una de una de las puntas de ese ahora hexágono agregamos una corta línea sinuosa pespunteada por pequeñísimos triángulos (estos no han de ser equiláteros, mientras más creativos mejor) y hacemos salir otra larga línea recta de cualquier punto de uno de los lados hasta la base de hoja donde dibujamos todo esto, entonces tendremos un papalote, si le ponemos color se verá más bonito.
Mas allá de la definición matemática y el dibujo para un habanero un “cubo” puede ser otra cosa y recordar otras cosas, le llamamos cubo al recipiente conocido por otros como balde, en la region oriental de la isla también se le llama balde, como mi familia proviene de allá conocía esta denominación incluida en la expresión “le cayó como una balde de agua fría”. El cubo, como recipiente está incluida, por cierto, en la definición de “cuba”, así con miníscula porque no se trata de Cuba sino de una cuba, según el mencionado diccionario un recipiente de menor tamaño que un barril y mayor a un cubo…  nunca antes había relacionado “cuba" con otra cosa que no fuera el numbre del país, pasando por alto la comparación  “más borracho que una cuba” la cual es todavía algo ambigua para mí; por otro lado el nombre del país deriva del nativo y más largo Cubanacán, hoy día exclusivo de un reparto muy conocido por los estudiantes de arte y los trabajadores del turismo.  
Si mal no recuerdo los cubos tienen dieciseis botellas de capacidad (nunca supe si de refresco, cerveza o ron, en todo caso una capacidad envidiable para cualquier consumidor de estos líquidos); en mi niñéz estos eran de aluminio, estaban marcados por dos estrias separando los tercios de aquel cono trunco abierto por el lado más ancho de donde se enganchaba un asa, también de metal a dos “orejitas” a ambos lados de ese borde, el diseño no ha variado con los años sino el material pues hoy dia son plásticos.
Era muy importante tener cubos en la casa; el cubo y el trapeador eran los instrumentos de aseo del hogar. Cuando la escacéz de distribución de agua en la ciudad (una larga época merecedora de un texto aparte) con una carretilla y varios cubos se cargaba el agua del punto donde pudieras conseguirla a la casa; si no tenías carretilla podias cargar un cubo en cada mano, es decir el cubo era imprescindible, no se conocía la vara para pasar por los hombros y colgarles los cubos en las puntas que me abstengo de nombrar por haber devenido su nombre en una mala palabra. También con un cubo se agua se descargaba el hinodoro vertiendo el líquido hacia su garganta pues este nunca funcionaba como tampoco funcionaba el calentador entonces si querias agua tibia para bañarte se calentaba un poco de esta en una cazuela, se mezclaba con agua fria en un cubo y con un jarrito te echabas el agua encima (la ducha tampoco funcionaba)

Para los acarreos de agua el cubo era a veces sustituido por una latas cuadradas (ortoédricas geométricamente hablando) recipientes originales de “luz brillante” (kerosene) abiertos por uno de sus lados y con asa, por supuesto; eran mejor para acomodar en la carretilla y tenían más capacidad y hasta le material era más liviano creo; se les llamaba simplemente “latas”… asi voy recordando y del cubo a la lata, de la lata al luz brillante y el alcohol distribuidos en la bodega, por la puerta de atrás por León, el vecino del apartamento 19 de mi edificio, en la azotea, que no era un penthouse sinó un apartamentico inventao allá arriba y no era “mi edificio” era el edifício donde vivíamos esas diecinueve familias algunas algo hacinadas porque eran muchos y construian barbacoas, otras, como León solo con su esposa, María, la María de los altos porque había otras tres Marías en el edificio sin contar a mi tía María quien se había ido pal Norte antes de la cargadera de agua en cubos… Por la puerta de atrás de la bodega también despachaba el refresco y la cerveza, la caja de refresco que “tocaba” por le cumpleaños, la cerveza tocaba por los quince o la boda, las cajas de veinticuatro botellas eran de madera, con dos huecos a los lados para agarrarlas mejor, las botellas eran todas de vidrio, las de cerveza de color ámbar, si te tocaba una verde era buena suerte, las de refresco transpatente, marca “son”, la única existente, tres letras en blanco viñeteadas con círculos concétricos como una diana o una pictografía aborigen de la cueva numero uno de Isla de Pinos; alcancé a tomar jupiña e ironbel (ironbeer) pero pa la fecha que narro sólo había cola y refresco blanco, con suerte naranjita… años más adelante “vinieron”(en Cuba las cosas “vienen” a la bodega de una manera misteriosa) unos refrescos en polvo y hasta que conocí otros estos eran de lo más sabrosos… que jodida es la memoria…

1 comment:

Miss Bennet said...

¡Hola! Te he nominado a The Versatile Blogger Award.
Un saludo, Miss Bennet